Violento ataque contra la farmacia del hospital Heller

Ayer (12/01), un hombre rompió con un golpe de puño el vidrio de la farmacia de un hospital de Neuquén. El hecho se tomó dentro de un contexto de agresiones que está sufriendo el personal sanitario. La ministra Andrea Peve pidió que «como comunidad garanticemos un ambiente seguro para los equipos».

LEE TAMBIÉN
En Neuquén el personal de Salud también sufre agresiones y sobrexigencia
La agresión ocurrió ayer, en el hospital Heller. Un hombre asistió a retirar leche, pero no tenía el carnet correspondiente, por lo que las empleadas de la farmacia le pidieron que volviera con esa documentación. La respuesta, ante la negativa, que una piña en el vidrio que está en el mostrador.

Afortunadamente no estalló y las trabajadoras no sufrieron daños físicos, aunque sí las obvias implicancias psicológicas de un momento de tal violencia.

Desde el Heller repudiaron «enérgicamente los hechos de violencia psicológica, emocional o física que ha padecido y/o padece todo el personal de Salud en su lugar de trabajo». En el mismo sentido se expresó Peve: «mi mayor repudio al violento ataque ocurrido en el sector de Farmacia del Hospital Heller y a todos los episodios de agresión hacia trabajadoras y trabajadores de Salud de nuestra provincia».

En ambos casos solicitaron comprensión por parte de la gente que usa el sistema de salud en relación con los dos años de intenso trabajo que demandó la pandemia.

Las agresiones son un punto sobre el que dieron alerta los sindicatos, aunque aclararon que no se llegaba al punto físico, sí hay momentos de mucha tensión e, incluso, insultos contra el personal.

Hace más de dos años los equipos se encuentran en situación de alerta y no debemos permitir que se sume violencia física, verbal o psicológica.»

Uno de los tweets de la ministra Andrea Peve.