Una jugada para la memoria: la argentina Candela Francisco Guecamburu se consagró campeona en el Mundial juvenil de ajedrez

La joven ajedrecista argentina Candela Belén Francisco Guecamburu, de 17 años, acaba de efectuar una jugada para la memoria: conquistó el Campeonato Mundial Juvenil de ajedrez que finalizó, hoy, en México, con la participación de 85 jugadoras de 42 países. La joven pilarense, representante del Círculo de Ajedrez de Villa Martelli, cumplió una brillante labor, invicta con 6 victorias y 5 empates, compartió el puesto de privilegio junto a la norteamericana Carissa Yip y la búlgara Beloslava Krasteva, todas con 8,5 puntos, pero la argentina se impuso por mejor puntaje en el sistema de desempate.

Con este logro, Candela se convirtió en la 7ª figura del ajedrez nacional en ceñirse una corona mundial. ¿Los anteriores? Oscar Panno (en 1953), Carlos Bielicki (en 1959), Marcelo Tempone (en 1979), Sandra Villegas (1985), Pablo Zarnicki (en 1992) y Alan Pichot (en 2014). Toda una señal para engalanar el historial y una nueva huella para el camino ascendente de la joven estrella del ajedrez vernáculo, que en mayo último se consagró como “Reina de América” al ganar el campeonato continental femenino disputado en Cuba.

Hoy, en el hotel del Prado, sede de la competencia en la ciudad de México, se llevó a cabo la última rueda del certamen previsto a 11 jornadas y que tenía al comienzo de las partidas a la búlgara Krasteva como líder con 8,5 puntos. En la primera mesa del coqueto salón de juego, la puntera se enfrentaba con una de sus escoltas, la argentina Candela Francisco, mientras que las otras dos escoltas, la norteamericana Yip y la irlandesa Trisha Kanyamarala, se medían entre sí en la segunda mesa. Tras casi cinco horas de intensa lucha, la ajedrecista argentina dio el primer golpe al conseguir una valiosa victoria con piezas negras en 53 movimientos, asegurándose con ello el primer puesto de la tabla general. Más tarde, y después de 70 jugadas, la joven de Estados Unidos logró batir a su rival irlandesa, sumándose así al lote de punteras con 8,5 puntos, junto a la argentina y la búlgara.

Entonces fue necesario esperar hasta el final del último juego de la sesión para poder determinar el coeficiente y conocer a la nueva campeona mundial juvenil. Allí sobresalió Candela Francisco, ya que con su actuación ante sus rivales (venció a la búlgara y empató con la norteamericana) obtuvo un mayor puntaje. Yip empató con ambas jugadoras y Krasteva igualó con una y perdió con la otra. El medio punto de ventaja bastó para la nueva consagración. “Con Dios todo es posible”, fue el primer posteo que la joven ajedrecista argentina escribió en su cuenta de IG @cande_francisco.

"Con Dios todo es posible", escribió en sus redes sociales tras la consagración«Con Dios todo es posible», escribió en sus redes sociales tras la consagración

A lo largo de la breve y electrizante carrera, la “Reina de América” ha estudiado junto a destacados profesores; los maestros Sebastián Iermito, Andrés Rodríguez y Diego Valerga. Además, desde hace un tiempo fue seleccionada para integrar el grupo del plan Jóvenes Talentos de América que dirige el gran maestro uruguayo Andrés Rodríguez, bajo la supervisión de FIDE América. Candela es alumna del maestro y siete veces campeón argentino, Diego Flores.

La historia de Candela Belén Francisco Guecamburu, nacida el 14 de agosto de 2006 e hija de mamá Lorena y papá Agustín, guarda una trama singular. El ajedrez llegó a sus manos en una Navidad de bolsillos flacos en 2013, cuando Papá Noel le dejó como regalo un juego de ajedrez. “Parece interesante”, fue la primera exclamación. Dos años después, mientras sus padres realizaban tareas comunitarias en un shopping de Pilar, ella decidió aprender los movimientos junto a otros chicos de su edad. Tenía 9 cuando su abuelo Pedro leyó en un diario que en la Municipalidad de Pilar funcionaba una escuelita. Allí pulió sus rudimentos y enseguida se destacó en las clases. Confiada en sus progresos fue mamá Lorena la que la llevó a una competencia. Sin saberlo descubrieron que se trataba de un campeonato nacional. Fue su prueba de bautismo y finalizó tercera. Lo que siguió fue asombroso. En sólo siete años su talento se disparó hasta los astros: tricampeona argentina, campeona panamericana, campeona sudamericana, subcampeona mundial escolar de ajedrez Blitz On Line, logró los títulos de Maestra Candidata en 2018, de Maestra Fide en 2019, el de gran maestra con la conquista del Continental en mayo último, y a partir de hoy, es campeona mundial juvenil. Un palmarés brillante y que causa asombro. Un futuro para soñar.

Loading