Un hombre y una mujer se enfrentaron en un octágono de MMA y la lucha desató el repudio del ente regulador: “Es algo inaceptable”

La promotora de eventos de lucha MMA-VIP organizó en Polonia un combate que generó mucha polémica entre los seguidores de las Artes Marciales Mixtas, después de hacer luchar a un hombre y una mujer.

La pelea entre Piotr Lisowski y Ula Siekacz abrió nuevamente el debate de la mezcla de sexos en competiciones de contacto, algo poco visto hasta el momento por la desventaja física que esto podría suponer.

El combate, al que asistió un gran número de personas, se saldó con la victoria de Piotr Lisowski, especializado en boxeo después de que el árbitro suspendiera la pelea en el segundo asalto.

La promotora de eventos de lucha MMA-VIP organizó en Polonia un combate que generó mucha polémica entre los seguidores de las Artes Marciales Mixtas, después de hacer luchar a un hombre y una mujer.
La promotora de eventos de lucha MMA-VIP organizó en Polonia un combate que generó mucha polémica entre los seguidores de las Artes Marciales Mixtas, después de hacer luchar a un hombre y una mujer.

Tras el revuelo generado, la luchadora Ula Siekacz habló a través de sus redes sociales para reiterar que sabía lo que hacía al aceptar la pelea y señaló que lo intentará nuevamente con la intención de ganar: “Estoy de vuelta a la vida y seguimos adelante. No volverá a pegarme ningún hombre. Acepté esta pelea de manera consciente, sabía lo que estaba haciendo”, escribió.

“Estoy esperando a algunas propuestas interesantes que ya les contaré. Lo que no te mata te hace más fuerte”, añadió.

Por otro lado, la mujer se mostró en desacuerdo con la suspensión del combate, después de que Lisowski la sometiera en el piso: “Me sorprende que el árbitro detuviera la pelea, porque recibí más golpes antes y pude soportarlos, así que creo que el tercer asalto podría haberse dado en perfectas condiciones. Lamento mucho la decisión”, indicó.

El combate, al que asistió un gran número de personas, se saldó con la victoria de Piotr Lisowski, especializado en boxeo después de que el árbitro suspendiera la pelea en el segundo asalto.
El combate, al que asistió un gran número de personas, se saldó con la victoria de Piotr Lisowski, especializado en boxeo después de que el árbitro suspendiera la pelea en el segundo asalto.

Por su parte, la Federación Internacional de Artes Marciales Mixtas condenó la pelea e indicó que no se trató de ningún éxito.

Un vocero de la institución indicó al diario británico The Mirror que ninguno de los promotores ni de los peleadores tiene relación con ellos: “La cobertura de los medios nos llamó la atención sobre una pelea de MMA entre sexos que tuvo lugar en Polonia durante el fin de semana. Queremos aclarar que ni el promotor ni los competidores tienen ninguna asociación con IMMAF, como organismo rector internacional de artes marciales mixtas amateur, creo que es importante que declare nuestra posición”.

“IMMAF está en desacuerdo categóricamente con esta forma de entretenimiento intencionalmente escandalosa, que no representa el deporte de MMA o sus valores y pone a las mujeres en riesgo”, declaró.

Por su parte, la Federación Internacional de Artes Marciales Mixtas condenó la pelea e indicó que no se trató de ningún éxito.
Por su parte, la Federación Internacional de Artes Marciales Mixtas condenó la pelea e indicó que no se trató de ningún éxito.

Es inaceptable que mujeres y hombres compitan entre sí en deportes de combate, esencialmente por razones de seguridad pero también de juego limpio, y de ninguna manera respaldamos esto”, finalizó.

33 vistas 2