uan Grabois pidió disculpas por decir que le “hacía ruido” la fortuna de los Kirchner: “Fue torpe e imprudente”

El líder de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), Juan Grabois, pidió esta tarde disculpas por haber manifestado en una entrevista que dio a la mañana en radio que le “hacía ruido” el patrimonio de Cristina Kirchner y su familia y se quejó de los medios de comunicación por haber difundido sus palabras.

El militante social criticó a los medios -entre ellos Infobae– que publicaron “la respuesta, torpe e imprudente, a la pregunta de un columnista. En tres casos, entrecomillando una frase que no dije. Como sea, mi respuesta se usó para dañar -otra vez sopa- a Cristina y Máximo Kirchner. Me disculpo con ellos y con todos los compañeros de nuestro campo político-social”.

La reacción de Grabois surge a raíz de la publicación de su respuesta a una pregunta concreta que le hicieron en el programa que conduce Ernesto Tenembaum en radio Con Vos, sobre “cuánto ruido te hace la fortuna de los Kirchner”. A esa pregunta -incluida en el audio publicado en esta nota-, el líder de la UTEP respondió, textualmente, lo siguiente: “Mirá, a mí me hace ruido. A la base no. A mí me hace ruido porque creo que la regeneración de la política implica, necesariamente, un voto, no te digo de pobreza, pero sí de simplicidad de vida. No porque a priori piense que está mal tener una casa importante o un patrimonio importante pero los políticos que se admiran como Merkel o Biden tienen patrimonios superiores a los de Argentina y nadie los investiga demasiado”.

Grabois, el Nobel de la Paz, Pérez Esquivel, y Cristina Kirchner en un encuentro.Grabois, el Nobel de la Paz, Pérez Esquivel, y Cristina Kirchner en un encuentro.

“Este tema no es un tema de la agenda de la gente, que está pensando en tener un techo, trabajo, salud, y no en estas cosasEs parte del divorcio de la agenda de los políticos con la gente. Es un tema del morbo de buscar siempre la parte oscura, la parte negativa”“Hay una fascinación por lo sucio, que da da clicks, y audiencia, y lo otro no”, afirmó en la entrevista matutina.

Según su última declaración jurada, presentada ante la Oficina Anticorrupción, Cristina Kirchner informó un patrimonio de $16.463.095. El monto representa un 69% más que al cierre de 2019, cuando había informado $9.761.186. Descontada la inflación del 36% que hubo en año pasado, el aumento real fue del 24,2%. Este crecimiento patrimonial de la ex mandataria equivale al 18,4% real en dólares al cambio oficial. En tanto, el diputado nacional y referente de La Cámpora Máximo Kirchner declaró un patrimonio de $400 millones en 2020, una cifra anclada en la herencia de su padre, el ex presidente Néstor Kirchner. Sus activos crecieron un 37% en comparación con el año anterior principalmente por la diferencia de valuación de sus plazos fijos en dólares.

Por la tarde y tras el revuelo en torno a sus palabras, en un texto que publicó en su cuenta de Facebook y que reprodujo elDiarioAR, Grabois afirmó:

“Cualquier desigualdad me hace ruido. Por eso milito. Me hacen ruido mis propios privilegios. Me hace ruido este sistema. Me hace mucho ruido la mala leche de la prensa que recorta, desdibuja, tergiversa cualquier declaración para hacer ruido y hacer daño. Me hacen mucho ruido estos fiscales de la moralidad pública a los que nunca les hace ruido su propia conducta ni la de sus empleadores o auspiciantes.

“Hace dos meses no hago declaraciones públicas porque el sistema mediático (casi) siempre te caga. No te deja trasmitir lo que querés trasmitir y te hace decir lo que no querés decir. Hoy quise dar mi opinión sobre tres puntos: deuda externa, control de precios y situación de los pueblos originarios. Sin embargo, nada de eso quedó reflejado en los cinco principales portales opositores que reprodujeron un extracto de la entrevista de Radio con Vos. Sólo una cosa publicaron: la respuesta, torpe e imprudente, a la pregunta de un columnista. En tres casos, entrecomillando una frase que no dije. Como sea, mi respuesta se usó para dañar -otra vez sopa- a Cristina y Máximo Kirchner. Me disculpo con ellos y con todos los compañeros de nuestro campo político-social”.

Tras el pedido de disculpas, Grabois consignó: “A los que me escribieron. No crean que me van a endulzar la oreja. Yo sé muy bien como servir a sus propósitos cimenta carreras políticas y blindajes mediáticos. No, gracias. No pierdan el tiempo. No me inviten a sus copetines. Dialogo sí, amiguismo no. No me interesa. Prefiero un millón de veces la difamación de ustedes y sus empleados que traicionar a nuestro pueblo, a los dirigentes que nuestro pueblo ama y a las convicciones que sostenemos”.