Trump, con todo: reapareció tras los allanamientos y acusó a Biden de «enemigo del Estado»

El clima político en los Estados Unidos va tomando temperatura a medida que pasan las jornadas y se suman protagonistas de peso a las campañas políticas no solo en carrera presidencial sino también para las elecciones de medio término que se avecinan.

Con este marco, tal vez una de las palabras más esperadas era la de Donald Trump. El expresidente estadounidense habló en un mitín político republicano y acusó a su sucesor Joe Biden de ser un «enemigo del Estado», en el primer acto político que ofrece desde que el 8 de agosto pasado el FBI allanó su casa de Florida.

Durante un gran acto en Pensilvania, el líder republicano sostuvo que el allanamiento del mes pasado fue una «parodia» judicial, y advirtió que podría causar una reacción «que nadie ha visto nunca».

«No puede haber un ejemplo más claro de las verdaderas amenazas sobre la libertad (…) que lo ocurrido pocas semanas atrás -ustedes lo vieron-, cuando fuimos testigos de uno de los más chocantes abusos de poder por parte de un gobierno en la historia de Estados Unidos», lanzó, reportaron la agencias de noticias AFP y Sputnik.

 

Trump sospecha del presidente

Su insinuación de que la administración Biden estuvo relacionada con el allanamiento cuestiona el seguimiento de viejos protocolos que determinan que el Departamento de Justicia y el FBI actúan de forma independiente a la Casa Blanca.

«El peligro para la democracia viene de la izquierda radical. No de la derecha», atizó el multimillonario frente a sus enfáticos seguidores.

El jueves, Biden calificó a Trump y los «extremistas» que lo siguen de enemigos de la democracia estadounidense, durante un discurso en Filadelfia con el que buscó animar a los votantes antes de las elecciones de medio mandato de noviembre, cuando se renueva parte del Congreso.

Biden atacó sobre todo a los republicanos que abrazan la ideología MAGA (Make America Great Again), el slogan de Trump en su exitosa campaña presidencial de 2016).

«Donald Trump y los republicanos del MAGA representan un extremismo que amenaza los cimientos mismos de nuestra República», expresó Biden hablando cerca del lugar donde se proclamó la Declaración de Independencia y se adoptó la Constitución de Estados Unidos hace más de dos siglos.

«No hay lugar para la violencia política en Estados Unidos. Punto. Ninguno. Nunca», advirtió el presidente demócrata en una clara referencia al asalto del año pasado al Capitolio por parte de los partidarios de línea dura de Trump que se negaron a aceptar su derrota en las elecciones de 2020.

Trump es objeto de investigaciones civiles, penales y parlamentarias. Una jueza aceptó el jueves revisar su solicitud de nombrar a un experto independiente para estudiar los documentos incautados por el FBI durante el allanamiento de su residencia en Florida.

344 vistas 2