“Señal de alarma”: llovió en una zona de Groenlandia donde nunca se registraron precipitaciones y generó preocupación en los científicos

Las lluvias por primera vez en un lugar en el que no había registros de que se hubiera producido anteriormente prendieron las alarmas por las consecuencias del cambio climático. Las precipitaciones fueron en la cima del casquete glacial de Groenlandia, el 14 de agosto pasado.

Lo detectaron científicos en la estación de la US National Science Foundation, ubicada en un pico de 3126 metros donde las temperaturas están normalmente por debajo de 0 grados.

La lluvia cayó en la isla durante tres días excepcionalmente cálidos, con temperaturas en algunas zonas superiores a los 18 grados respecto a la media. Se vio el derretimiento de los hielos en la mayor parte del territorio, en un área unas cuatro veces más grande que el Reino Unido. Se estima que en toda Groenlandia cayeron unas 7000 toneladas de agua.

Según los registros del Centro de Datos Nacional sobre Nieve y Hielo de EE.UU. (NSIDC) hubo lluvia “durante varias horas”, algo de lo que no se tenía registros. El informe reportó que “la temperatura del aire se mantuvo por encima del punto de congelación durante aproximadamente nueve horas”.

El aumento de la temperatura genera derretimiento de nieve y expone las graves consecuencias que se producen por efecto del calentamiento global. Según la BBC, los especialistas advierten sobre el impacto de este tipo de fenómenos.

La glacióloga del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia Indrani Das explicó: “Esa no es una señal saludable para una capa de hielo”. En declaraciones a la agencia Reuters dijo: “El agua sobre el hielo es mala… Hace que la capa de hielo sea más propensa a derretirse en la superficie”.

De acuerdo al reporte del NSIDC el derretimiento afectó 872.000 kilómetros cuadrados: “Solo 2012 y 2021 han tenido más de un evento de derretimiento de 800.000 kilómetros cuadrados de extensión”.

El derretimiento de la capa de hielo de Groenlandia generó cerca del 25% del aumento global del nivel del mar de las últimas décadas, según previsiones de los científicos. Se espera un crecimiento de esa proporción a medida que suban las temperaturas globales.

Las gotas de agua en ventanas de la estación en la cumbre de Groenlandia sorprendieron a los científicos (Foto: Twitter @ZoeCourville).

En la estación se vieron gotas en las ventanas, lo que sorprendió a los empleados que trabajan allí. Alicia Bradley, de la National Science Foundation, sacó fotos en el lugar que registraron el fenómeno.

La científica del NSIDC Twila Moon calificó de “alarmante” la caída de lluvia en la cumbre de Groenlandia y explicó que “no es un evento aislado”. Consideró que es una “señal de alarma” junto con el aumento de las inundaciones, los incendios y otras catástrofes que manifiestan la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.