Se conformó el jurado que juzgará a la asesina de Roque Mora

El destino de Sara Miranda, la asesina confesa del vecino de Plottier, Roque Mora (73), quedará en manos de un jurado popular que hoy quedó conformado, a partir de la próxima semana. El juicio se desarrollará entre el lunes 13 y el viernes 17 de septiembre. Una condena por la calificación que busca la fiscalía significaría prisión perpetua para la mujer.

Cabe recordar que, de acuerdo a la teoría fiscal, el crimen de Mora fue premeditado y motivado por las deudas que ahorcaban a Sara Miranda. Por eso, según lo registrado por las cámaras de seguridad de las inmediaciones, la mujer merodeó fuera de la vivienda de la víctima y finalmente cuando éste estuvo sólo, ingresó a las 19:50 del viernes 10 de julio del 2020 para perpetrar el robo de los ahorros del hombre de 73 años.

Tras bajar una persiana de la casa a través de la cual se podía visualizar el interior de la misma, comenzó a exigirle el dinero al hombre, mientras le infligía las primeras heridas con un cuchillo y trozos de vidrio de dos botellas. En medio de la tortura y ya con el dato de dónde estaba la plata, la ex empleada del hombre se dirigió a un patio interno al cual sólo era posible acceder por el dormitorio y sustrajo un monto de efectivo cercano a los $50 mil. Ya habiendo logrado su cometido y para asegurar su impunidad, le asestó a Mora dos puñaladas que causaron su muerte.

La autopsia también dio cuenta de quebraduras de dedos, extracciones de piezas dentarias y otras heridas que habrían sido infligidas como tortura. Por esto, la calificación por la que se la acusa es la de homicidio doblemente agravado por ensañamiento, criminis causa (para ocultar otro delito) y por robo calificado por el uso de arma.

Durante la audiencia de control de acusación, la defensa sostuvo que el ensañamiento no está demostrado, que el agravante del uso de arma no puede ser contemplado porque la misma no se encontró, y que el robo tampoco está demostrado aún para respaldar la calificación. Por todo esto, requirieron el sobreseimiento de Miranda. Sin embargo, la jueza Estefanía Sauli rechazó tal pedido y elevó la causa a juicio.

El fiscal jefe de Homicidios, Agustín García, intervendrá como acusador, junto a la querella que ejercerá el abogado Gustavo Lucero. El equipo defensor lo conforman las abogadas Celina Fernández y Jorgelina Montero. El juez técnico que dirigirá el juicio, en tanto, será Cristian Piana y Mauricio Zabala será su suplente en caso de cualquier imprevisto que le impida asistir.

Para intervenir en el debate, a fines de agosto se sortearon las 30 mujeres y 30 hombres de donde saldría el número final. Esos primeros dos grupos fueron sometidos a un interrogatorio final de las partes este martes y miércoles, que buscó eliminar a cualquier candidato que -a criterio de los acusadores y las defensoras- no contaran con la objetividad necesaria para juzgar a la acusada.

Inicialmente, el juez técnico, Cristian Piana, consultó si alguno de los presentes se desempeñaba como abogado, funcionario público, ministro de algún culto religioso, si conocía a la acusada o si poseían sentencias condenatorias o causas en proceso.

Luego, fue el turno del fiscal García y el querellante Lucero. En su caso, consultaron si alguno de los candidatos a jurado tenía familiares imputados en el fuero penal, si consideran que los conflictos entre hombres y mujeres deben ser resueltos con violencia, o si en alguna circunstancia se puede justificar matar a otra persona. Las preguntas fueron las mismas tanto para mujeres como para hombres.

A su turno, las defensoras Fernández y Montero consultaron a las mujeres si alguna podía verse impedida de asistir al juicio por tener que ocuparse de hijos menores de edad, y si consideran que hay una edad determinada para ejercer o ser víctima de violencia.

La última pregunta fue repetida a los hombres, aunque no así la primera. En su lugar, les consultaron si alguno trabajaba o estudiaba algo que no haya sido declarado previamente y si alguna vez fueron denunciados o realizaron una denuncia en otro fuero que no sea el penal.

En base a las respuestas obtenidas, las partes formularon algunas recusaciones con y sin justificación, y finalmente, se dictó la lista final de 8 mujeres y 8 hombres que intervendrán (12 jurados titulares y 4 suplentes).

21 vistas 1