Polémica en EEUU: aprobaron los azotes en las escuelas para castigar a los chicos que tengan “mala conducta”

Un distrito de Estados unidos aprobó los azotes en las escuelas como forma de castigo por mala conducta. En 1977 la Corte Suprema de los Estados Unidos declaró que el castigo corporal en las escuelas es constitucional.

Cassville, un pueblo de 3.000 habitantes del estado de Missouri, en Estados Unidos, anunció que permitirá el castigo físico para cualquier estudiante que tenga una mala conducta y sus padres hayan prestado su autorización, según ha informado la cadena CNN.

Esta semana, los colegios les informaron a los padres de la nueva medida en una reunión y les entregaron formularios de consentimiento para que los firmaran, según explicó un padre que asistió a la reunión.

“Al final del día, esto le da a la escuela una herramienta más para disciplinar a un niño, sin tener que enviarlo a casa suspendido donde solo jugarían videojuegos”, dijo Dylan Burns, de 28 años, un agricultor local que está de acuerdo con la nueva medida.

El distrito escolar de Cassville, compuesto por 1.900 estudiantes, adoptó formalmente la política en el mes de junio. Sin embargo, aclaran que el castigo corporal es una opción “solo cuando todos los demás medios alternativos de disciplina han fallado” y debe administrarse sin ninguna “posibilidad de lesión o daño corporal”. Además, el distrito explica que “no está permitido golpear a un estudiante en la cabeza o la cara”.

El castigo físico es constitucional en los Estados Unidos

Los azotes fueron utilizados durante los siglos XIX y XX en las escuelas estadounidenses para disciplinar a los niños. En 1977 la Corte Suprema de los Estados Unidos declaró que el castigo corporal en las escuelas es constitucional y así le otorgó a los estados la posibilidad de decidir si prohibían esta práctica o no. En la mayoría de ellos es ilegal, pero 19 estados todavía lo permiten, según la Academia Estadounidense de Psiquiatría Infantil y Adolescente.

En una escuela esperaban un envío de libros y les llegó una caja con seis rifles

“El diálogo destruye cualquier situación macabra / antes de usar balas disparo con palabras”. La canción La bala, de Calle 13, no sería la mejor descripción para lo que ocurrió en una escuela secundaria que esperaba un envío de libros por correo.

En su lugar, llegó una caja con armas a la escuela secundaria Chester High School, del condado de Delaware, Estados Unidos.

Esperaban un envío de libros, y llegaron armas a una escuela. (Foto: imagen ilustrativa Wikipedia)
Esperaban un envío de libros, y llegaron armas a una escuela. (Foto: imagen ilustrativa Wikipedia)

Aunque aparentemente sólo se trató de un error, los padres de los alumnos se mostraron molestos porque llegó en un momento clave, en que las escuelas pretenden mantener a los estudiantes seguros, antes de la vuelta a clases.

El superintendente de la escuela, Craig Parkinson, dijo que esperaban los libros de texto y suministros para el comienzo del año. En el paquete de una popular empresa de correos, que estuvo todo el fin de semana en la escuela sin que nadie la abriera, había seis armas de fuego.

3573 vistas 1