Plottier da marcha atrás a las intimidaciones en El Chacay

La intendenta de Plottier, Gloria Ruiz, aseguró que quedarán sin efecto las intimidaciones que recibieron vecinos y vecinas del barrio El Chacay por cerca de 200 mil pesos en deuda de retributivos. Dijo que fue una acción «inconsulta» y que se convocará a las familias a regularizar su situación de la forma que pueda cada bolsillo.

La jefa comunal explicó a LM Neuquén que las intimidaciones que salieron del área de Ingresos Públicos del Municipio fueron “inconsultas” y aseguró que “de ninguna manera” se le ocurre “intimar a los vecinos en esta situación de crisis por la pandemia del coronavirus”.

“Ya di la orden inmediata para dejar sin efecto las intimidaciones. Si es que los vecinos tienen una deuda con el Municipio le pedimos que se acerquen y veremos de qué manera pueden pagarla, pero ya no con una intimación de por medio”, explicó Ruiz.

Fueron al menos unas 20 familias que recibieron una notificación con una deuda impositiva con el Municipio quienes se comunicaron con este medio para denunciar que “nunca” habían recibido antes una factura con el retributivo y que directamente recibieron esta “enorme deuda”.

Carlos, uno de los vecinos damnificados explicó además que “no” hay servicios del Municipio en ese sector de Plottier.

En la notificación recibida por los vecinos se explicaba que de no pagar la deuda sería judicializada y que ellos deberían afrontar además los gastos en abogados.

“El Chacay es uno de los barrios más humildes, yo lo camino diariamente, visito sus comedores, nunca se me ocurría intimarlos”, aseguró Ruiz, quien pidió a los vecinos que se queden tranquilos y que se acerquen para coordinar los pagos en cuotas.

El sector de Plottier donde recibieron las notificaciones es conocido como Lote 52 del Barrio El Chacay y se inició como una toma, por lo que la mayoría de las familias no cuenta con las tenencias de sus tierras.

Justamente las notificaciones del Municipio habían llegado sin nombre, y solamente con datos de nomenclatura catastral.

“A nosotros no nos avisaron nunca que íbamos a empezar a pagar retributivos y ahora nos avisan cuando la deuda ya llega casi a los 200 mil pesos”, lanzó preocupado el vecino, quien dice que no entiende por qué no les llegó todos los meses la factura.