Planes sociales en Brasil: la cámara de diputados aprobó el proyecto de Lula

La Cámara de Diputados de Brasil aprobó el miércoles un proyecto que garantiza la financiación de un plan de subsidios sociales propuesto por Lula da Silva, presidente electo en las últimas elecciones presidenciales. Ahora, deberá ser aprobado por el Senado.  

Ese plan pretende reforzar la atención a los sectores más empobrecidos de la sociedad y fue una de las principales promesas de Lula durante la campaña para las elecciones del octubre, en las que se impuso a Jair Bolsonaro.  

La propuesta de Lula debió ser votada dos veces, por su carácter de enmienda constitucional, y en ambos casos fue aprobada con 331 votos a favor y 168 en contra, estos últimos en su gran mayoría de la base bolsonarista. 

El proyecto modifica una ley que limita el aumento anual de los presupuestos estatales a la inflación del ejercicio anterior y deja fuera de ese cálculo el gasto que supondrá ese plan de subsidios, que podrá ser llevado a cabo sin violar las normas fiscales. 

Las discusiones en el parlamento 

Los grupos parlamentarios que respaldan a Lula habían propuesto que esa modificación fuera adoptada de forma definitiva, pero en unas primeras discusiones aceptaron que se aplique durante los dos próximos años, aunque finalmente cedieron que sea solo en 2023.

Favela, Brasil. Foto: REUTERSFavela en Brasil. Foto: Reuters. 

De ese modo, y siempre que sea respaldada por el Senado, esa excepción que deja la llamada «inversión social» fuera del techo de gastos solo estará en vigor durante el primero de los cuatro años del mandato que Lula asumirá el próximo 1 de enero.

El proyecto liberará recursos para financiar un plan de subsidios para las familias más pobres por valor de 600 reales (115 dólares) mensuales a partir de enero y otorgar un extra de 150 reales (29 dólares) por cada hijo de hasta seis años.

En principio, el impacto de esta medida generó ciertos temores en el mercado financiero, ante el riesgo de un deterioro aún mayor de las maltrechas cuentas públicas de Brasil, pero en los últimos días la preocupación se ha ido disipando, con las reiteradas promesas de Lula en relación a la responsabilidad fiscal que tendrá su Gobierno. Con información de EFE. 

894 vistas 1