Otra declaración de Sebastián Piñera reavivó el conflicto diplomático con Argentina por la apropiación de la plataforma continental

El presidente Sebastián Piñera volvió a insistir este viernes en que su país esta “ejerciendo sus derechos legítimos” sobre la Plataforma Continental con ArgentinaEl conflicto se inició a raíz de una medida del Gobierno chileno relacionada con sus espacios marítimos el pasado 23 de agosto. Al conocerse esa actualización de la Carta Náutica N°8 que delimita sus límites, el gobierno argentino mediante la Cancillería, emitió un duro comunicado que acusó a las autoridades trasandinas de apropiarse de parte del territorio nacional.

Tras ese fuerte choque diplomático, Piñera ratificó la posición y destacó que el reclamó era una “política de Estado” acordada con los demás partidos políticos y con los ex presidentes. Esa acción derivó en que la administración de Alberto Fernández empiece a trabajar en una respuesta formal en instancias internacionales para defender la soberanía sobre ese espacio marítimo. Hoy, el primer mandatario chileno durante un acto en el que presentaba un proyecto de ley en materia de seguridad, volvió a referirse al conflicto diplomático. “Los años 2009 y 2016 Argentina presentó ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de Naciones Unidas sus pretensiones. El año 2020 aprobó una ley. ¿Qué está haciendo Chile? Estamos ejerciendo nuestros legítimos derechos como una política de Estado que la hemos conversado con todos los ex presidentes, en plena conformidad con el derecho internacional, con la Convención del Mar y con el Tratado de Paz y Amistad con Argentina”.

Además, aseguró que “estamos declarando y ejerciendo nuestros derechos de las plataformas continentales que les corresponden a Chile y, por supuesto, sabemos que hay una sobre posición, hay 5.000 km² de los 25.000 km² que ha declarado Chile en que hay una sobre posición en la parte sur del Mar de Drake, con Argentina”.

“¿Cómo tenemos que resolver esta sobre posición? Como lo hacen países que actúan con sabiduría y con prudencia, a través del diálogo y los acuerdos. Quiero solamente plantearles a todos mis compatriotas que estamos ejerciendo nuestros legítimos derechos y eso es una obligación que tienen todos los presidentes y así lo han entendido todos los presidentes de nuestro país”, agregó.

Visualización del mapa chileno sobre el Mar Austral y el punto de conflicto
Visualización del mapa chileno sobre el Mar Austral y el punto de conflicto

El pasado sábado, mediante un comunicado de Cancillería, el gobierno argentino acusó a Chile de “pretender apropiarse de una parte de la plataforma continental argentina y de una extensa área de los fondos marinos y oceánicos”, tras un decreto del presidente Piñera que fijó los límites de su territorio soberano en la zona del Cabo de Hornos, en el extremo más austral del continente americano.

La medida publicada en el Diario Oficial -el Boletín Oficial chileno- y fechada el pasado 23 de agosto, expone una superposición en la delimitación territorial de soberanía de ambos países, lo que oficializa un nuevo diferendo territorial con la nación trasandina.

La medida intentada por Chile pretende apropiarse de una parte de la plataforma continental argentina y de una extensa área de los fondos marinos y oceánicos, espacio marítimo que forma parte del Patrimonio Común de la Humanidad de conformidad con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar”, se señala en el escrito.

Facsímil del mapa que incluye Piñera en su decreto que viola los tratados que firmó Argentina con Chile. La zona coloreada implica que Chile se apropia de 5.000 kilómetros cuadrados que pertenecen a la Argentina
Facsímil del mapa que incluye Piñera en su decreto que viola los tratados que firmó Argentina con Chile. La zona coloreada implica que Chile se apropia de 5.000 kilómetros cuadrados que pertenecen a la Argentina

“Consecuentemente, la citada pretensión chilena no es aceptable para la República Argentina y plantea una situación que corresponderá resolver a través del diálogo en defensa de los derechos argentinos; de acuerdo a la histórica hermandad de nuestros pueblos y el derecho internacional”, indica la nota difundida este sábado.

Desde 2020, el gobierno de Sebastián Piñera venía cuestionando las pretensiones soberanas de Argentina con su plataforma continental extendida y sancionada ley por Argentina. A partir de la nueva medida oficial, el decreto estableció la plataforma chilena a partir de las 200 millas náuticas desde las islas Diego Ramírez, al sur del Cabo de Hornos.

Sin embargo, esta delimitación incluye áreas marítimas que ya habían sido oficializadas como propias por parte de Argentina ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) desde 2009.

“Esta medida pretende proyectar la plataforma continental al Este del meridiano 67º 16´ 0, lo cual claramente no condice con el Tratado de Paz y Amistad celebrado entre ambos países en 1984”, expuso el comunicado de Cancillería.

De acuerdo a los términos del Estado argentino, el límite exterior de la plataforma continental argentina en esta zona se refleja en la Ley Nacional 27.557, sancionada el 4 de agosto de 2020 por unanimidad.

“Dicha ley no hace sino recoger en una norma interna la presentación oportunamente efectuada por el Gobierno argentino sobre dicha zona ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC). Esa presentación se ajusta en todo al Tratado de Paz y Amistad y fue aprobada sin cuestionamientos por dicha Comisión con los efectos de establecer un límite marítimo definitivo y obligatorio de conformidad con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR). Ni la presentación ni la decisión de la Comisión fueron objetadas por Chile”, señaló el texto del ministerio de Relación Exteriores.