Mensaje de Arecibo: 47 años de viajar por el espacio en busca de vida extraterrestre

El Mensaje de Arecibo es uno de los ejemplos mas emblemáticos de la necesidad del hombre de no sólo explorar el espacio sino de responder a la pregunta: ¿estamos solos?

En 1974, el espacio recibió un mensaje directo desde la Tierra. En el mismo se describían datos relacionados al ser humano, el planeta y el Sistema Solar, entre otros detalles. Hablamos del mensaje de Arecibo, mismo que hoy cumple 47 años de haber sido enviado a los confines del espacio en un intento de hacer contacto con una posible entidad extraterrestre.

Cómo se conforma el Mensaje de Arecibo

Este mensaje fue diseñado por Frank Drake, Carl Sagan y otros expertos en temas relacionados al espacio. Tenía una longitud de 1679 bits y fue enviado hacia el cúmulo de estrellas M13, situado en la constelación de Hércules. Ésta se encuentra a una distancia de unos 25 000 años luz y está conformado por unas 400.000 estrellas.

La elección del número 1679 no fue algo al azar. Todo lo contrario: es el producto de dos números primos que sólo se puede descomponer en 23 filas y 73 columnas o 23 columnas y 73 filas. Esto permite a quien lo lea organizar los datos en forma de cuadrilátero.

Existen ocho posibles configuraciones que muestran un dibujo no aleatorio. De ellas, sólo la información organizada de la segunda manera (23 columnas y 73 filas), con los unos y ceros ordenados de izquierda a derecha y de arriba abajo, genera información coherente para quien encuentre el mensaje.

mensaje de arecibo
Radiotelescopio de Arecibo. Getty Images

Qué datos se ofrecían en el mensaje

El mensaje, lanzado durante la inauguración de una importante mejora del radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico, la tarde del 16 de noviembre de 1974, incluía representaciones de las sustancias químicas fundamentales de la vida, la fórmula del ADN, un diagrama de nuestro sistema solar, además de imágenes de un ser humano y del telescopio de Arecibo.

El mensaje enviado por el telescopio fue una serie de tonos que duraron casi tres minutos. Mientras que para algunos era un logro que iba encaminado a expandir los límites de la exploración espacial, para otros representaba un serio peligro.

Descifrando la imagen de Arecibo

Esta es una imagen de dominio público que muestra el contenido del mensaje, dividido en siete partes:

dibujo del mensaje de arecibo

Descifrando las imágenes del Mensaje de Arecibo.
  1. Números: La primera parte del mensaje muestra los números del 1 al 10 escritos en formato binario.
  2. Moléculas: Los números 1, 6, 7, 8 y 15 representan hidrógeno (H), carbono (C), nitrógeno (N), oxígeno (O) y fósforo (P), respectivamente. Estos son los componentes del ADN del ser humano u Homo Sapiens Sapiens.
  3. Fórmulas de los azúcares y bases en los nucleótidos del ADN: Desoxirribosa C5OH7, adenina C5H4N5, citosina C5H5N2O2, Desoxirribosa C5OH7; Fosfato PO4, fosfato PO4; Desoxirribosa C5OH7, timina C5H5N3O, guanina C5H4N5O, desoxirribosa C5OH7; Fosfato PO4, fosfato PO4.
  4. Estructura helicoidal doble del ADN: esta la comparten todos los seres vivos de la Tierra.
  5. Figura de un ser humano: Tiene datos como su altura promedio y el tamaño de la población humana codificado en 32 bits: 4 292 853 750.
  6. Sistema Solar: En la imagen se ven el Sol, Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y también Plutón. El planeta de donde viene el mensaje se destaca desalineado.
  7. Radiotelescopio de Arecibo con su diámetro (2430 multiplicado con la longitud de onda da como resultado 306,18 m).

Reacciones encontradas acerca del mensaje de Arecibo

El astrónomo británico Martin Ryle condenó el evento al advertir que esta clase de mensajes podía poner en peligro al planeta y sus habitantes al revelar información delicada al resto del cosmos. Además, Ryle exigió que no se permitieran más comunicaciones de ese tipo.

En cambio, Donald Campbell, profesor en la Universidad Cornell, e integrante del equipo de investigación en el Observatorio de Arecibo en 1974, se mostró entusiasmado con el proyecto del mensaje: «fue un evento simbólico para demostrar que podíamos hacerlo».

Más que un verdadero intento de hacer contacto con inteligencia extraterrestre, el mensaje de Arecibo fue (o es) una muestra de que era posible emitir una vía para hacer contacto con los métodos adecuados. Tomemos en cuenta que el mensaje tardará unos 25 milenios en llegar a su destino y otros 25 en obtener una hipotética respuesta.