Memorándum: el fiscal rechazó los pedidos de Cristina Kirchner para que se cierre la causa

En una nueva audiencia de debate encabezada por los jueces del Tribunal Oral Federal N°8, el fiscal Marcelo Colombo volvió a rechazar los pedidos de las defensas que buscan que se cierre la causa que investiga el Memorándum de entendimiento con Irán. En su presentación, el representante del Ministerio Público dijo que no se produjeron pruebas nuevas y contundentes que prueben que no existe delito y, por ende, no se avance hacia el juicio contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el senador Oscar Parrilli y otros funcionarios y ex funcionarios del gobierno.

Tras las exposiciones en contra del rechazo al planteo de nulidad que hizo la defensa la semana pasada, esta mañana el Tribunal escuchó al fiscal Colombo pronunciarse acerca de la nulidad de la causa y de la inexistencia de delito.
Sobre el primer punto, Colombo ratificó el rechazo expuesto anteriormente, donde había reconocido las visitas de los camaristas Gustavo Hornos y Mariano Borinsky al ex presidente Mauricio Macri en la Residencia de Olivos, pero había manifestado que no se podía comprobar si allí se discutió la reapertura de la causa Memorándum, que había sido archivada por el juez Daniel Rafecas.

Colombo: “No hay prueba nueva”

En relación a la inexistencia de delito, el representante del Ministerio Público consideró que en la instancia actual no es posible para la fiscalía sentar una postura, sino que recién estaría habilitado para hacerlo en la instancia de debate oral. A su vez, agregó: “Notamos que no se ha producido ninguna prueba nueva que permita hacer uso de la regla súper excepcional del artículo 361 del Código Procesal Penal”.

Ese artículo interpuesto por las defensas para que se cierre la causa indica que cuando hay nuevas pruebas que evidencien que el imputado obró en estado de inimputabilidad o exista o sobrevenga una causa extintiva de la acción penal y para comprobarla no sea necesario el debate (…) el tribunal dictará de oficio o a pedido de parte el sobreseimiento”.

Entre lo que denominan prueba nueva, las defensas mencionaron una notificación firmada por el ex canciller Héctor Timmerman donde le notifica a Interpol que el Memorándum con Irán no implicaba en modo alguno la caída de las alertas rojas para la captura de los acusados por el atentado a la AMIA. También citaron la respuesta del responsable legal de Interpol, Joël Sollier, que ratificó que las alertas seguían vigentes. Para Colombo, ese material ya había sido incorporado como prueba, por lo que consideró que no corresponde hacer lugar al planteo.
En el mismo sentido se posicionó ante una serie de informes citados por las defensas donde supuestamente se demuestra que tras el Memorándum con Irán no hubo un aumento del flujo comercial entre Argentina y ese país, a diferencia de lo que plantearon los acusadores. “Eso no representa prueba nueva porque es información que ya se había aportado”, reiteró.

Réplica de las defensas

Inmediatamente después que el fiscal terminó su alocución, las defensas se abalanzaron sobre el Tribunal para pedir un derecho a réplica que fue concedido una vez que la querella de los familiares de víctimas y el Llamamiento Judío Argentino hicieron sus exposiciones.
Al terminar, uno de los imputados, el viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, rechazó los argumentos del fiscal. “No tuvo en consideración las comunicaciones del ex canciller Javier Timmerman a Interpol ni la respuesta del director de Asuntos Jurídicos (Sollier) donde quedó perfectamente claro el rol de las autoridades argentinas y lo que pasó con las alertas rojas”, dijo

Antes, el fiscal había citado que la causa conocida como Dólar Futuro se había cerrado ya que una pericia en la que se demostraba que no había perjuicio en la maniobra investigada había sido incorporada como prueba nueva. A propósito, Mena agregó: “En esta causa no se necesita una pericia muy compleja (NdR: para determinar que no hubo delito), sino que basta con ingresar a la página de internet de Interpol: a más de nueve años de la firma del Memorándum las alertas rojas están vigentes”.

En sus exposiciones, las defensas de los imputados coincidieron en el rechazo a la lectura de Colombo e insistieron en la inexistencia de delito y en la necesidad de que se cierre la causa. “Estamos ante una evidencia incontrastable respecto de la injerencia del Ejecutivo en reestablecer causas fenecidas como esta”, dijo Eduardo Barcesat, abogado de la ex procuradora Angelina Abbona. “En este expediente no hay idoneidad, imparcialidad ni competencia porque ya había sido juzgado (…) La causa que estamos tramitando es un sólido adefesio del proceso judiciario”, completó.

Rechazo de la querella

Durante la audiencia también expuso Tomás Farini Duggan, el abogado representante de la querella de los familiares de víctimas. El letrado se opuso a los planteos de las defensas al considerar que “las pruebas que se pretenden hacer valer exponen falacias de argumentos, por lo que solicitóo al Tribunal que fije fecha para el juicio oral y público”. 
En esa línea, adelantó que si los jueces del TOF Gabriela López Iñiguez, Daniel Obligado y José Michilini hacen lugar al planteo y declaran la nulidad del expediente, “dejamos clara la expresa reserva de recurrir a la Cámara de Casación y a la Corte Suprema”. Fue la primera exposición del representante de la querella ya que en las audiencias anteriores no se presentó por considerar que no tienen validez. Pero con el rechazo del fiscal decidieron hacerlo.

Fuerte cuestionamiento a la DAIA

Posteriormente fue el turno del representante del Llamamiento Judío Argentino, Luis Kon, que dedicó su discurso a esgrimir fuertes cuestionamientos a la DAIA, querellante en el expediente. Lo hizo en el marco de su participación bajo la figura de amicus curiae.
“Es una falacia afirmar que cuando habla la DAIA representa a todo el colectivo judío. La colectividad es heterogénea, compleja y tiene distintas miradas sobre la política, la educación, la cultura y aspectos que nunca podría abarcar una sola entidad”, sostuvo Kon.

“Es importante dejar asentado que se trata de una institución con bajo nivel de legitimidad: sus socios son un conjunto de instituciones de relativa importancia, algunos colegios, pero después un centenar de clubes, countries, y algunas que han desaparecido”, completó a modo de desacreditar la estrategia de esa querella.
Al finalizar la audiencia, la presidenta del Tribunal, Gabriela López Iñiguez, adelantó que se analizarán las exposiciones para definir luego qué pasará con la causa. Fuerte expectativa en los abogados de Cristina Kirchner y el resto de las personas imputadas.