Más de 30 records olímpicos en un memorable torneo de halterofilia en Tokio donde por primera vez siete países de América cosecharon 11 medallas

Varias de las preseas fueron históricas para algunos paises. Detrás de la palanqueta parecieron registrarse más satisfacciones que decepciones. Muchos pronósticos cumplidos entre hombres y mujeres. Los chinos que barrieron con casi todo, pero hubo espacio para otros héroes y heroinas.

En fín, los sucesos detrás de la palanqueta fueron un soplo de aire fresco en medio del tenso ambiente que se vive con el futuro de este deporte olؙmpico, en espera de que en tres semanas se reciba una señal convincente de un Congreso de la IWF verdaderamente reformador.

A pesar de la pandemia mundial, de la que cada deportista tiene su propia historia que contar, y que obligó a la inédita postergación de los Juegos Olímpicos por un año, se registraron actuaciones encomiables.

Más de 30 records olímpicos y cuatro records mundiales fueron establecidos, y en ese contexto brilló el continente americano.

“Amٞerica ha registrado un record histórico en el número de preseas y países” confirmó a Around the Rings desde la sede olímpica el presidente de la Federación Panamericana de Levantamiento de Pesas, el peruano José Quiñones González.

Tokyo 2020 Olympics - Weightlifting - Women's 64kg - Medal Ceremony - Tokyo International Forum, Tokyo, Japan - July 27, 2021. Gold medalist Maude Charron of Canada reacts. REUTERS/Edgard GarridoTokyo 2020 Olympics – Weightlifting – Women’s 64kg – Medal Ceremony – Tokyo International Forum, Tokyo, Japan – July 27, 2021. Gold medalist Maude Charron of Canada reacts. REUTERS/Edgard Garrido

Nunca antes habían aparecido en el cuadro olímpico de medallas, siete naciones con una cosecha inédita de 11 preseas, entre ellas dos de oro a cargo de las mujeres: a ecuatoriana Neisi Najomes (76 kg) y la canadiense Maude Charron (64 kg).

Ecuador (1 oro y 1 plata), Canadá (1-0-0), Venezuela (0-2-0), República Dominicana (0-1-1), Estados Unidos (0-1-1), Colombia (0-1-0) y México (0-0-1) fueron las naciones que ingresaron en la tabla de preseas dominada casi completamente por China que acaparó la mitad de las medallas de oro en concurso (7).

El listado completo de los medallistas americanos es el siguiente: Femenino: Oro: Maude Charrón (CAN-64 kg), Neisi Dajomes (ECU-76 kg). Plata: Tamara Salazar (ECU-87 kg), Katherine Nye (USA- 76 kg). Bronce: Crismery Santana (DOM–87 kg), Aremi Fuentes (MEX-76 kg), Sarah Robles (USA-+87 kg).

Masculino: Plata: Luis Javier Mosquera (COL-67 kg), Zacarías Bonnat (DOM-81 kg), Julio Mayora (VEN-73 kg), Keydomar Vallenilla (VEN–96 kg).

Junto a estas distinciones fueron establecidos también cinco records olímpicos: dos por el colombiano Mosquera, en el arranque y el total, dos por Salazar y otro por Najomes.

Un total de 43 pesistas de América compitieron en los Juegos Olímpicos tras cumplir con un complicado proceso clasificatorio que sólo hasta días antes de la apertura se definió completamente, luego de los reajustes por sanciones a atletas y federaciones nacionales por violaciones a las normas antidopaje.

Sarah Robles primera pesista de EE.UU con dos medallas olimpicas (USA Weightlifting)Sarah Robles primera pesista de EE.UU con dos medallas olimpicas (USA Weightlifting)

Varios de ellos prosiguieron ampliando su historia de éxitos, como por ejemplo, la superpesada estadounidense Sarah Robles.

“He luchado mucho a lo largo de mi carrera, casi se siente como si hubiera ido cuesta arriba en ambos sentidos con el viento en mi contra. Ir de la base a la cima, para hacer historia en este deporte significa mucho para mí “, dijo Robles

La competidora de +87 kg se convirtió en la primera mujer estadounidense en ganar dos medallas olímpicas de levantamiento de pesas cuando ganó el bronce en esta ocasiٗon. Galardón de igual color había logrado en Rio 2016. En los Campeonatos Mundiales de la IWF de 2017, surgió como la primera campeona mundial de EE. UU la halterofilia en 23 años.

Robles es la primera estadounidense en ganar múltiples medallas olímpicas en la halterofilia en 57 años.

En Suramérica, entretanto, Quito pareció paralizarse entrada la tarde de este miércoles. La gente se agolpó frente a la televisión para seguir en vivo la bienvenida a su primera medallista y campeona olímpica Neisi Dajomes.

Las pesistas Neisi Dajomes, Tamara Salazar y Angie Palacios ingresan al Estadio Olímpico Atahualpa de Quito. (Foto: Ministerio de Deporte).Las pesistas Neisi Dajomes, Tamara Salazar y Angie Palacios ingresan al Estadio Olímpico Atahualpa de Quito. (Foto: Ministerio de Deporte).

En desafío a la covid, con todo y mascarillas, miles de personas salieron a las calles para saludarla a ella y a la subcampeona olímpica Tamara Salazar, en el bus que las trasladó desde el aeropuerto capitalino.

Ambas comenzaron desde los 12 años a conocer el mundo de la halterofilia. Ambas escribieron páginas de gloria en Tokio.

Ambas, también , impresionaron a los medios internacionales detrás de la palanqueta, no sólo por sus levantamientos sino por sus llamativos turbantes con los colores de la bandera de su país.

Tanta atracción causó el colorido atuendo que el Comité Olímpico Internacional le pidió a Dajomes una prenda que haya usado durante su histórica competición en la división de los 76 kg, para enviarla al Museo Olímpico en Lausana. Ella aceptó.

Dajomes le dijo a los medios ecuatorianos que desde la noche del domingo luego de su inédita actuación, hasta su partida de la capital nipona, durmió con su medalla “al ladito” y ya está pensando en crearle un lugar especial dentro de su casa.

“Nunca pensé que una medalla olímpica me cambiaría tanto la vida” dijo sonriente.