Lanzaron al espacio «San Martín», el primer satélite miniatura argentino

Alrededor de las 12.20 partió hacia el espaco el cohete SpaceX que lleva adentro al satélite miniatura San Martín, el primero de su tipo fabricado íntegramente en Argentina.
El video del momento de la cuenta regresiva quedó registrado a través de la transmisión oficial del despegue, que se realizó en la base de Cabo Cañaveral de la NASA, en Estados Unidos.
Estuvo presente el presidente Alberto Fernández junto a Alejandro Cordero, el titular de la startup argentina Innova Space, la responsable de concretar el proyecto del picosatélite San Martín.El cohete despegó cerca de las 12.20 desde Cabo Cañaveral, mientras los científicos e investigadores observaban el lanzamiento.

También estuvieron presentes los alumnos de la Escuela Técnica N° 5 de Mar del Plata, cuyos alumnos realizaron el trabajo y concretaron el proyecto del satélite miniatura «MDQube-SAT1».

San Martín fue construido “hasta el último tornillo en Mar del Plata”, como explica Alejandro Cordero. Innova Space, la startup argentina que lelvó adelante el plan, desarrolló PocketQube: un picosatélite miniaturizado destinado a la investigación espacial.

Junto a Cordero se encontraban sus alumnos Luca Uriarte (20) e Iván Mellina (20), dos de los referentes que llevaron adelante el trabajo de desarrollo e investigación.

El momento del despegue del satélite miniatura San Martín

 

Qué es un picosatélite y para qué sirve

El picosatélite se puede sostener en una mano ya que tiene una dimensión de 10 por 10 por 5 centímetros y un peso de 461 gramos.

Los satélites se pueden clasificar y reciben un nombre según su tamaño y peso. En este caso se trata de un picosatélite que se puede sostener en una mano ya que tiene una dimensión de 10 por 10 por 5 centímetros y un peso de 461 gramos.

El mini artefacto cuenta con una computadora a bordo y tiene subsistemas de energía, comunicaciones, control y orientación. La función del satélite será intercambiar señal con las antenas instaladas en la Tierra y dar comunicación de “internet de las cosas (IoT)” a todo el país. Principalmente, servirá para conectarse con aplicaciones agrícolas en áreas sin cobertura.

El proyecto marplatense es pionero en Latinoamérica y está pensado para dar cobertura de comunicación a zonas remotas del mundo, lo que en la Argentina significa el 70% del territorio, principalmente áreas agrícolas, mineras y petrolíferas. “Queremos convertir a Mar del Plata en la próxima Sillicon Valley de la región. Nuestro sueño es que se transforme en el lugar de tecnología por excelencia”, precisó Cordero a Infobae.

Alejandro Cordero, docente de la Escuela Técnica Nº 5 junto a los alumnos Mellina y Luca Uriarte y Maximiliano González Kunz, fundador de Neutrón la aceleradora que permitió desarrollar el proyectoAlejandro Cordero, docente de la Escuela Técnica Nº 5 junto a los alumnos Mellina y Luca Uriarte y Maximiliano González Kunz, fundador de Neutrón la aceleradora que permitió desarrollar el proyecto

“Lo vamos a comercializar recién dentro de dos años. Ahora, como siempre se hace en esta industria, haremos todas las pruebas de concepto para dejar óptimo el sistema”, agregó el docente quien también es técnico electrónico, licenciado en Educación a lo que se le suman posgrados en Negocios y en Tecnología.

“No hay nada estándar que compremos afuera, tanto el procesador, como el CPU, como el programa y el chasis se hicieron acá”, explicó Cordero. La constante disminución de los costos tecnológicos pudo posibilitar que el lanzamiento cueste “menos de 75 mil dólares”, una cifra accesible dado el nivel de desarrollo involucrado.

Una vez en órbita, los picosatélites tendrán una vida útil muy corta, de entre dos y tres años. Pasado ese tiempo, comenzarán a caer y terminarán por desintegrarse debido a la fricción del reingreso a la atmósfera. En pleno desarrollo el equipo de alumnos liderado por Cordero ganó el primer premio de Innovación del Ministerio de Educación y también accedió al financiamiento de un ANR (Aporte No Reembolsable) del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación por $14.500.000.

Los picosatélites fueron diseñados y construidos íntegramente en los talleres de Neutrón en Mar del PlataLos picosatélites fueron diseñados y construidos íntegramente en los talleres de Neutrón en Mar del Plata

Luego llegó el impulso de la empresa Neutrón, una aceleradora de startups de base tecnológica. “Soy egresado de un escuela técnica, y entendí que la idea fue disruptiva por cómo fue creada a partir de pocos elementos y herramientas. Vi el potencial emprendedor”, le comenta a Infobae, Maximiliano González Kunz, fundador de la compañía.

Kunz y Cordero le dieron vida al proyecto escolar que se convirtió en Innova Space, una compañía con 20 profesionales y desarrolladores en Argentina y el mundo. De la escuela quedaron los colaboradores fundadores Ivan Mellina (21) y Luca Uriarte (20). “Es un hito muy grande que en apenas 9 meses se haya logrado este picosatélite”.

El picosatélite ya es seguido por los alumnos desde la TierraEl picosatélite ya es seguido por los alumnos desde la Tierra

En junio del 2021 logró con éxito el primer vuelo suborbital montado sobre un cohete que también es de fabricación y desarrollo nacional. El prototipo del satélite MDQube SAT-1 fue alojado en la cabeza del cohete AVENTURA I-e2, de la compañía TLON, y pudo transmitir información. Todo diseñado en la Argentina.

Lo que siguió fue vertiginoso: en octubre enviaron el satélite testeado a Escocia, donde fue analizado por Alba Orbital, “broker” de la reconocida empresa espacial de Elon Musk, Space X. Y lo demás es historia. Una historia que hoy comenzó y promete muchos hitos más en cuanto a acceso al espacio se refiere por parte de los entusiastas estudiantes argentinos.