La UIA llamó a no pagar los sueldos de los trabajadores que no quieran vacunarse

La Unión Industrial Argentina (UIA) fijó su postura sobre el eventual regreso a la presencialidad de los trabajadores del sector y sostuvo que la normativa vigente habilita a las empresas a dejar de pagar los sueldos de los empleados que no quieran vacunarse.

«Quien quiera entrar en un lugar de trabajo colectivo, tiene que tomar las medidas del caso, y las medidas del caso es vacunarse y, si no quiere, no podrá ingresar al lugar de trabajo», advirtió el titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja.

La propuesta fue consensuada en la reunión de Junta Directiva de este martes, donde aclaró que habrá que tratar la aplicación de la regla con los sindicatos de cada sector.

El empresario analizó que si alguien «está en condiciones de volver a trabajar, pero no se ha vacunado, no puede insertarse porque está en riesgo el grupo».

De ese modo, subrayó: «El empleador cesa la dispensa porque no se puede insertar en igualdad de trabajo con el resto de los trabajadores que sí fueron vacunados».

Según consignó la agencia Noticias Argentinas (NA), Funes de Rioja señaló durante una ronda de prensa que si un empleado no se vacuna, «la lógica es que no ingrese, y en ese caso, cesa la dispensa».

«Nadie puede obligar a vacunarse, pero nadie puede obligar a reinsertar a alguien en el mercado laboral», enfatizó el también titular de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), mientras aclaró que la propuesta aplica a «aquellos que están en condiciones de vacunarse en las respectivas jurisdicciones».

«A nadie se le puede ocurrir que una persona gane un salario sin trabajar», advirtió.

Sin embargo, Funes de Rioja admitió que la medida puede generar reparos en la Justicia al reconocer que «en Argentina todo se puede judicializar».