La suspensión de Brasil-Argentina: claves para entender lo que pasó con el partido (y cómo va a seguir)

Desde el motivo de la suspensión a la posibilidad que tuvo el seleccionado de Scaloni de jugar sin los cuatro involucrados; la voluntad de la AFA, el papel de la Conmebol y una carpeta que llegará a la FIFA

Cuatro nombres fueron el disparador de un escándalo que suspendió el partido entre la Argentina y Brasil, por las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar 2022, cuando apenas se habían jugado cinco minutos, un episodio que tendrá más capítulos. Por lo pronto, vale tener en cuenta que esto no nació el mismo domingo ni que tampoco es algo que esté vinculado únicamente con el fútbol. Algunas claves para entender un conflicto que enlaza lo deportivo, lo sanitario y lo político.

¿Sobre qué cuatro futbolistas se puso la lupa?

Emiliano Martínez, Cristian Romero y Giovani Lo Celso, que arrancaron el clásico como titulares. El otro es Emiliano Buendía, que no era parte del partido, ¿La razón de la insólita intromisión? Que por ser viajeros provenientes de Inglaterra no podían estar allí, ya que debían hacer una cuarentena de 14 días una vez que pusieron un pie en Brasil.

¿Dónde se empezó a generar el problema?

El enredo fue porque la Confederación Brasileña de Fútbol advirtió a la Confederación Sudamericana de la obligación de que los jugadores hicieran cuarentena. Ésta respondió que los países acordaron los protocolos sanitarios y que el tema debía ser resuelto por el Gobierno brasileño. Desde la AFA no habían manifestado inquietud porque, según argumentaron, se cumplió con la burbuja sanitaria estipulada por la Conmebol.

El momento en el que las autoridades sanitarias de Brasil frenaron el partido

¿Se pudo haber evitado el show mediático?

Fue inaudito que se haya llegado a esa situación de tomar medidas con el partido empezado, porque al mediodía del mismo domingo la situación pareció haber quedado resuelta con una negociación entre las autoridades locales, la Conmebol, la AFA y la Confederación Brasileña de Fútbol. Pero ese arreglo duró un par de horas: Anvisa (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria), la autoridad sanitaria del país, siguió adelante y llevó a sus funcionarios al estadio de Corinthians para quitar a los jugadores. Así, el escándalo estaba servido…

¿Qué dijo el Comunicado de Anvisa?

Señala lo siguiente: “Debido a las denuncias de que cuatro jugadores argentinos entraron en Brasil infringiendo las normas sanitarias del país, al declarar supuestamente, en un formulario oficial de la autoridad sanitaria brasileña, informaciones falsas, Anvisa se reunió este sábado (4/9) con representantes del Ministerio de Salud y con la Coordinación de Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud del Estado de São Paulo.

Messi discutiendo con las autoridades

“Tras reunirse con las autoridades sanitarias, se confirmó, después de consultar los pasaportes de los cuatro jugadores implicados, que los deportistas incumplían norma para la entrada de viajeros en suelo brasileño, prevista en la Ordenanza Interministerial Nº 655 de 2021, que establece que los viajeros extranjeros que hayan pasado, en los últimos 14 días, por el Reino Unido, Sudáfrica, Irlanda del Norte e India, están impedidos de entrar en Brasil.

“Los jugadores en cuestión declararon que no habían pasado por ninguno de los 4 países restringidos en los últimos 14 días. Los viajeros llegaron a Brasil en un vuelo procedente de Caracas/Venezuela con destino a Guarulhos. Sin embargo, han llegado a Anvisa noticias extraoficiales que informan de supuestas declaraciones falsas proporcionadas por dichos viajeros”.

¿Cuál fue el próximo paso burocrático?

Anvisa notificó al Gobierno de San Pablo para que enviara al hotel Marriott del aeropuerto internacional de Guarulhos, donde está alojada la selección argentina, agentes sanitarios con el fin de determinar si “Dibu” Martínez, Buendía, “Cuti” Romero y Lo Celso estaban comprendidos en la normativa vigente para personas provenientes de Inglaterra. “Luego de la notificación del órgano federal, la Secretaría de Salud inició una investigación epidemiológica y sanitaria y elevará para que Anvisa delibere sobre la necesidad de cuarentena de los atletas”, había indicado el Gobierno de San Pablo. El comunicado agregó que Anvisa “es responsable por la vigilancia en los aeropuertos” y que “dejó pasar a cuatro atletas de la selección argentina que actúan en Reino Unido”.

El brasileño Neymar, en el centro, el argentino Rodrigo De Paul, a la izquierda, y el argentino Nahuel Lucero hacen un gesto durante un partido de fútbol de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022 en el estadio Neo Química Arena en Sao Paulo, Brasil, el domingo 5 de septiembre de 2021.
El brasileño Neymar, en el centro, el argentino Rodrigo De Paul, a la izquierda, y el argentino Nahuel Lucero hacen un gesto durante un partido de fútbol de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022 en el estadio Neo Química Arena en Sao Paulo, Brasil, el domingo 5 de septiembre de 2021.Andre Penner – AP

¿Debió intervenir Scioli, el embajador argentino en Brasil?

Sí. Hubo gestiones de la propia Conmebol y del embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli. En el mediodía del domingo la situación parecía haber quedado resuelta a favor del deseo argentino, pese a que las presiones de las autoridades sanitarias, que insistían en que “dos de los cuatro futbolistas habían falseado su declaración”.

¿La AFA pudo prever esta situación? ¿Vio venir esa movida de los agentes sanitarios de Brasil?

No. Intuían que la política brasileña podría meterse entre las normativas sanitarias y las deportivas en los días previos, pero una vez que había empezado el encuentro, ninguno de los dirigentes encabezados por Claudio Tapia pensó que podría suceder una cosa así, más todavía habiendo tenido el aval de la Confederación Brasileña.

El argentino Lionel Messi abandona el campo durante la primera mitad de su partido de clasificación contra Brasil para la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022 en el estadio Neo Química Arena en Sao Paulo, Brasil, el domingo 5 de septiembre de 2021.
El argentino Lionel Messi abandona el campo durante la primera mitad de su partido de clasificación contra Brasil para la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022 en el estadio Neo Química Arena en Sao Paulo, Brasil, el domingo 5 de septiembre de 2021.Andre Penner – AP

¿La selección argentina podría haber seguido jugando el partido si quería?

Sí, pero para eso debía retirar del campo de juego a los cuatro futbolistas en cuestión, algo que nunca pasó por la cabeza del entrenador Lionel Scaloni ni el capitán Lionel Messi: “Si ellos se van, nos vamos todos”, fue el mensaje puertas adentro del vestuario argentino cuando se retiraron del campo de juego.

¿Qué sucederá ahora con el partido?

En la previa, fuentes de la Conmebol sostenían en San Pablo que si el partido no se jugaba o se suspendía, Brasil iba a perder los puntos (y los ganaría la Argentina, claro). Pero… oficialmente, lo que notificó la Conmebol fue lo siguiente: emitió un comunicado sin demasiados detalles sobre las razones esenciales, habló de una “decisión tomada por el árbitro” y que se “elevará un informe a la Comisión Disciplinaria de la FIFA”. Como se ve, esta historia tendrá más capítulos.

LA NACION