Provincia




La Justicia francesa ratificó la sentencia de tres años de cárcel contra Nicolas Sarkozy por corrupción

La justicia francesa condenó este miércoles en apelación al ex presidente Nicolas Sarkozy (2007-2012) a tres años de prisión, incluyendo uno de obligado cumplimiento, por corrupción y tráfico de influencias en el caso de las “escuchas”.

Los magistrados impusieron la misma pena de prisión que en primera instancia en marzo de 2021. El ex mandatario conservador se convirtió entonces en el primer ex presidente condenado a prisión firme.

Sarkozy, de 68 años y a quien se le prohibió también durante tres años el derecho al sufragio, escuchó la decisión desde el banquillo de los acusados del tribunal de París con un semblante tenso.

Aunque Sarkozy siempre ha negado su culpabilidad, ya solo le queda la vía del Tribunal Supremo para poder demostrarla. Tiene cinco días para presentar ese recurso.

El caso remonta a comienzos de 2014, cuando los dos teléfonos del ya ex presidente estaban bajo escucha por parte de la justicia en otra investigación sobre la presunta financiación libia de su campaña en 2007.

Aunque Sarkozy siempre ha negado su culpabilidad, ya solo le queda la vía del Tribunal Supremo para poder demostrarla. Tiene cinco días para presentar ese recurso. (REUTERS)Aunque Sarkozy siempre ha negado su culpabilidad, ya solo le queda la vía del Tribunal Supremo para poder demostrarla. Tiene cinco días para presentar ese recurso. (REUTERS)

Los investigadores descubrieron entonces la existencia de una tercera línea telefónica bajo el seudónimo de “Paul Bismuth”, que le servía para hablar sin temor a ser escuchado con su abogado y amigo Thierry Herzog.

Según la acusación, ambos organizaron así un pacto de corrupción con Gilbert Azibert, fiscal en la Corte de Casación, que habría ofrecido su ayuda en un caso a cambio de un puesto prestigioso en Mónaco.

Sarkozy quería entonces que el alto tribunal anulara la incautación de sus diarios presidenciales en el marco de la investigación sobre el abuso de debilidad de la heredera de L’Oréal, Liliane Bettencourt.

A lo largo del juicio, la defensa, liderada por la abogada Jacqueline Laffont, denunció una acusación construida sobre “arenas movedizas” de escuchas telefónicas “ilegales” y carente de “valor probatorio”.

Herzog y Azibert fueron condenados también a tres años de prisión, uno de obligado cumplimiento, por tejer un “pacto de corrupción” con Sarkozy en 2014. El primero tampoco podrá ejercer como abogado durante tres años.

El ex jefe del Estado no ingresará a prisión porque el tribunal precisó en su condena que puede cumplir la pena en arresto domiciliario y con un brazalete electrónico. (EFE)El ex jefe del Estado no ingresará a prisión porque el tribunal precisó en su condena que puede cumplir la pena en arresto domiciliario y con un brazalete electrónico. (EFE)

Este caso no es el único en su contra. La fiscalía pidió juzgar al ex presidente y a 12 personas más por sospechas del financiamiento de su victoriosa campaña electoral en 2007 por parte del régimen libio de Muamar Gadafi.

A partir de noviembre de 2023, el marido de la cantante, modelo y actriz Carla Bruni también será juzgado de nuevo por el caso Bygmalion, que también le valió un año de prisión firme en primera instancia.

(Con información de EFE y AFP)

Visitas:923 Hoy: 1