La crisis del Barcelona en números: 1.350 millones de euros de deuda

El presidente Joan Laporta en una conferencia de prensa en las últimas horas para explicar que el club terminó el año pasado con 451 millones de euros (530,92 millones de dólares) en números rojos.

«Y calculo que en un par de años el club estará saneado», opinó Laporta a los periodistas, añadiendo que el equipo tiene abiertos muchos acuerdos potenciales de patrocinio.

Con sus finanzas en apuros tras años de inflación salarial y costosos fichajes, el club no pudo permitirse renovar su contrato con el delantero estrella Lionel Messi, lo que provocó su sorprendente marcha al Paris Saint Germain la semana pasada.

Aun así, Laporta se mostró optimista de cara al futuro y subrayó que el club tiene muchas opciones abiertas, entre ellas unos 17 inversores interesados en Barça Studios, que agrupa los negocios audiovisuales del club y sirve de centro de eventos. «Estoy con una moral muy alta, convencido de que se han tomado las decisiones correctas (…) Nos sentimos fuertes. Estamos convencidos de que lo vamos a revertir», dijo.

La anterior directiva del Barcelona había contratado al banco de inversión Goldman Sachs con el fin de buscar posibles inversores para el área comercial del club, pero ninguna de las propuestas fue satisfactoria, dijo Laporta.

En tanto, las deudas del club ascienden a 1.350 millones de euros, de los cuales 673 millones corresponden a deudas bancarias, dijo Laporta.

La semana pasada, Reuters informó que Goldman acordó prestar 1.000 millones de euros a la inversión multimillonaria prevista por la empresa de capital privado CVC en LaLiga española, operación que no fue respaldada por el Barcelona.

Junto con rivales como el Real Madrid y el Athletic de Bilbao, el Barça votó en contra de la propuesta en una asamblea general el pasado jueves.

Laporta había denunciado previamente que el acuerdo «hipotecaba los derechos de televisión del club para los próximos 50 años», aunque la inyección de dinero podría haber permitido a Messi quedarse en el Camp Nou.