Juan Grabois, contra Horacio Verbitsky: “Siempre fuiste un botón, delator y traficante de información”

En una dura y extensa misiva difundida en las redes, el dirigente social Juan Grabois apuntó contra quienes critican a los beneficiarios de planes sociales en la Argentina. “Los trabajadores que cobran el Salario Social Complementario en el marco del Programar Potenciar Trabajo TRABAJAN (sic)”, dijo, y remarcó: “Se tienen que lavar la boca antes de hablar de nosotros, burócratas de la política, ustedes inmorales, ustedes vendidos y coimeros”.

En un texto que se refiere a dichos de Horacio Verbistky y Jorge Lanata, a quienes consideró “dos desgraciados”, Grabois condenó las críticas a las movilizaciones populares. “Hay una obsesión histérica contra los ‘planes sociales’”, dijo el dirigente social, y añadió: “Los descarados dicen que nosotros tenemos la gente como rehenes y siguen tratándonos como mierda”.

“Tienen que abrir los ojos y las orejas a los dirigentes políticos comprometidos, las personas de buena voluntad”, sostuvo Grabois, quien aseguró: “No tienen ni la más reputa (sic) idea de lo que pasa entre los marginados, lo que hacen las organizaciones”.

Así, el líder de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) comparó el trabajo de dirigentes sociales con las tareas vinculadas a la política. “Les aseguro que es muchísimo más difícil organizar una cooperativa de doscientos cartoneros que negociar una lista electoral, ocupar un cargo, sacarse fotitos pelotudas o ir a la pele a repetir las boludeces que te enseñó un coach”, aseguró, y advirtió: “Nos desvalorizan todo el tiempo sin siquiera conocernos”.

“El salario social complementario y la ayuda para los proyectos productivos la sacamos por una ley aprobada por unanimidad”, dijo Grabois, y agregó: “No entiendo por qué le pegan tanto a esto, lo ponen en la picota como si fuera el mayor mal de la Argentina”.

Según el dirigente social “hay que ser canalla para meterse así con los más débiles”. “Les comento que hay once millones de personas en edad laboral sin trabajo registrado que no reciben el Potenciar Trabajo; ¿el problema es el millón de personas que sí lo recibe? ¿El problema es que los movimientos sociales ‘manejan’ ese programita que no llega al 0,01% del presupuesto nacional? No jodamos”, disparó.

Grabois continuó por condenar el programa de Sustentabilidad del Mercado Eléctrico que, según dijo, “vale treinta veces más que el programa de los malos de la película”. “Pero bueno, el Mercado Eléctrico es muy importante así los chetos que nos acusan de planeros pagan más barata la factura de luz”, apuntó, al tiempo que señaló a empresas y empresarios que beneficiarias de la medida.

“Sí, obviamente, entre un millón de personas que están en el Potenciar Trabajo algunos avivaditos piden coima, abusan de su poder y hacen algunas cosas peores”, dijo, y agregó: “Entre cientos de organizaciones sociales hay algunas que tienen prácticas inaceptables (…) pero nosotros estamos ahí para que el trabajo sea cada vez mejor, estos abusos sean cada vez menos y las organizaciones comunitarias cada vez mejores”.

En la dura misiva, Grabois también se refirió al espacio que recibieron los dirigentes sociales en las listas de candidatos para las próximas elecciones legislativas. “Nunca pedí nada para mí, pedí si para las mejores personas que hay en este país”, dijo, y mencionó a Natalaia Zaracho, Elsa Yanaje y Daniela Castro.

“Sí, [Horacio] Verbitsky, me fue como el orto, ¿estás contento?”, dijo, al dirigirse al periodista de Cohete a la Luna. “Tuve algunas peleas, te felicito por hacer inteligencia ilegal y obtener documentos privados para divulgarlo”, ironizó, y continuó: “Siempre fuiste un botón, delator y traficante de información”.

En este sentido, Grabois aludió a su rol en la política, de la mano del Frente de Todos y Frente Patria Grande. “Quiero que nos vaya bien porque creo que el Frente Patria Grande es la mejor novedad de la política en los últimos años”, dijo, y advirtió que la vicepresidenta Cristina Kirchner “fue la presidenta de la democracia que más hizo por ampliar los derechos sociales, la que más atacaron los sectores corporativos y la que más quieren los pobres”.

Por último, el dirigente social volvió a hacer hincapié en que lo “desprecian”. “Nos odian porque les recordamos a los negros de mierda que ustedes desprecian o que ignoran o que no priorizan”. “Muéstrenme gente mejor que la nuestra porque yo no la conozco”, dijo, y concluyó: “Acá dejamos la vida y nos vamos a morir luchando”.

LA NACION