“Imagine” de John Lennon cumple 50 años: su amor y celos por Yoko Ono, su furia con Paul McCartney y el sueño de un mundo mejor

Un disco que marcó la carrera solista del exintegrante de Los Beatles. El músico lo compuso en la intimidad y entregó canciones que perduran en el tiempo.

Imagina que no hay cielo, es fácil si lo intentas. No hay infierno debajo nuestro. Arriba de nosotros, solo cielo”, son las primeras palabras de “Imagine”, una de las canciones más importantes dentro de la carrera solista de John Lennon. Un manifiesto que no pierde vigencia.

Un 9 de septiembre, hace medio siglo, el artista publicó su segundo disco -que lleva el mismo título que el famoso tema- con diez piezas que representan, en cierta medida, una carta de amor a su esposa Yoko Ono.

Alejado de Los Beatles, buscó refugio creativo en su compañera, con quien había contraído matrimonio ese mismo año en Gibraltar. Su primer paso sin los muchachos de Liverpool fue John Lennon/Plastic Ono Band (1970), una catarsis experimental con letras desgarradoras causada por la terapia primal a la que se sometió junto a Yoko.

Una parte de Imagine se grabó en el estudio personal de Lennon, en su mansión de Tittenhurst Park, Londres, mientras que las cuerdas se sumaron en en Record Plant de Nueva York. Al igual que en su anterior álbum, Phil Spector estaría en el rol de coproductor. Aquellas sesiones fueron grabadas en video que luego se conocieron en un documental titulado Gimme Some Truth: The Making of John Lennon’s Imagine.

John Lennon y George Harrison durante la grabación de «Imagine» (Foto: archivo).

“Tal vez el es su trabajo más importante como solista. El debut fue a carne viva, donde se liberó de los demonios. En Imagine volvió a la formula más Beatle, con canciones que pasan por la balada, el rock y que algunas tienen un mensaje más político. Tuvo mucha llegada en la gente y fue número uno”, destacó Fernando Blanco, integrante de Nube 9 y autor de varios libros sobre los Beatles a La Viola.

Sobre el proceso de grabación, el músico sostuvo que Lennon tuvo como invitados a importantes colegas como su excompañero George Harrison; Alan White, en batería; Tom Evans, en guitarras; Klaus Voormann, en bajo; Nicky Hopkins, en piano; y al reconocido saxofonista King Curtis, entre otros. “En aquella etapa, John estaba en el medio entre su vida en Inglaterra y el comienzo de su etapa en Nueva York. Estaba tomando algunas cuestiones políticas, deja un poco el camino de la paz para entrar en una militancia más intensa y radical”.

Su amor por Yoko y su rivalidad con Paul McCartney

El track que abre el disco quedaría en la historia. “Imagine” estuvo inspirada en varios poemas de Grapefruit, un libro que publicó Yoko. Esto lo reconoció el propio Lennon en una entrevista 48 horas antes de morir.

“Sé que ella (Ono) ayudó mucho con la letra, pero no fui lo suficientemente hombre para darle crédito. Esa canción en realidad fue escrita por John y Yoko”, destacó el recordado artista. Es su single más vendido, una plegaria de paz que tuvo muchas versiones de distintos artistas como Stevie Wonder, Elton John, Ray Charles, Madonna, Willie Nelson, Neil Young, Diana Ross, Herbie Hancock y Joan Baez, entre otros.

John Lennon, en 1971, en Cannes (Foto: archivo).Por: AFP

El exintegrante de Los Beatles abrió su corazón a esa mujer japonesa que había conocido en noviembre de 1966, horas antes de la inauguración de la muestra “Unfinished Paitings & Objects” que la artista presentó en la galería Indica de Londres. Ella tenía 33 años y él 26, cumplidos hacía poco menos de un mes.

“‘Imagine’ es una canción intermedia que muestra el mensaje de paz y amor, pero tiene un mensaje combativo como que no exista la religión o las fronteras. Él reconoció que Yoko tenía que formar parte de la autoría. Igualmente, Ono se tomó el trabajo y sumó su nombre a los créditos, cambiando la historia. Fue una de las más simbólicas e importantes donde John mezcló sus ideales”, reconoció Blanco.

Esa declaración sentimental también está presente en “Jealous Guy”, una melodía que había nacido cuando Los Beatles estaban en la India y que quedó afuera del Álbum Blanco. John le cambió la letra y decidió sumarla en Imagine. “No quise lastimarte. Siento haberte hecho llorar. No quería lastimarte. Solo soy un tipo celoso”, describió el músico en una de las estrofas.

“Cuando estás realmente enamorado de alguien te ponés celoso y querés ser su dueño, poseerlo al ciento por ciento, que es mi caso. Pero intelectualmente, antes de eso, pensás que adueñarse de una persona es una estupidez”, describió Lennon. Otra de las canciones donde la artista está presente es “Oh, Yoko!”. El artista expresó en un fragmento: “En el medio de una nube pronuncio tu nombre. Oh, Yoko, mi amor te encenderá”.

John Lennon se inspiró en el amor que sentía por Yoko para escribir sus canciones (Foto: archivo).

Por su parte, el dolor y la bronca aparecen en “I Don’t Wanna Be A Soldier Mama”, donde John trató los conflictos bélicos desde todas las perspectivas sociales, como desde el rico hasta el pobre. En “How do you sleep” habla con ironía y resentimiento sobre su relación con Paul McCartney. “Así el sargento Pepper te tomó por sorpresa. Será mejor que veas bien a través de los ojos de mamá. Esos fenómenos estuvieron bien cuando dijeron que estabas muerto. El único error que cometiste fue en tu cabeza”.

125 vistas 1