“Hay unas 5 millones de dosis guardadas, es una barbaridad”: la dura crítica de un infectólogo al Gobierno

El médico Eduardo López se refirió a las vacunas que aún no fueron aplicadas; “Es un fracaso del sistema, un problema que las jurisdicciones no han podido explicar”, disparó.

Mientras cientos de miles de personas aguardan la aplicación del refuerzo requerido para completar el esquema vacunatorio contra el coronavirus, el ministerio de Salud de la Nación tiene casi cinco millones de dosis que permanecen en stock. El dato se desprende del Monitor Público de Vacunación, que releva la llegada y distribución de vacunas en todo el territorio nacional. “Según datos oficiales, son unas 5 millones de dosis, es una barbaridad tener dosis guardadas en heladeras, un fracaso del sistema”, condenó el médico infectólogo y jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, Eduardo López.

“La mejor vacuna es la que está colocada en el brazo y la peor es la que no se coloca”, continuó López, y detalló: “Es un problema que las jurisdicciones no han podido explicar”.

En este sentido, López precisó uno de los factores que contribuyen a la ralentización en el proceso de aplicación. “Los vacunatorios, sábado y domingo, atienden poco o están cerrados”, advirtió el especialista, quien remarcó: “Junto con esto, hemos tenido la dificultad de tener dosis para mantener de forma constante la vacunación”.

En diálogo con Radio Mitre, el médico infectólogo señaló la importancia de completar los esquemas de vacunación, ante la posible circulación comunitaria de la variante delta en el país. “La Argentina tiene una obligación y la necesidad de aumentar el ritmo de vacunación para completar las dos dosis, esto es clave”, dijo, y remarcó: “La manera que la variante delta impacte bajo es tener a la población por lo menos con dos dosis”.

Según el Monitor Público de Vacunación, mientras que 43.823.234 dosis han sido distribuidas en el territorio nacional, 39.191.748 han sido aplicadas. Es decir, 4.631.486 dosis todavía no fueron aplicadas pese a estar a disposición de las jurisdicciones.

López fue consultado por la posibilidad de aplicar una tercera dosis como refuerzo, tal como lo han anunciado países como Estados Unidos e Israel. “Lo que se ha visto es que con dos dosis no alcanza, se necesita una tercera en adultos mayores, personal de salud y personas con inmunodeficiencia, pero no podemos discutir la tercera dosis cuando no tenemos la segunda”.

A las advertencias y recomendaciones, López también expresó su cauto optimismo por la baja en casos y fallecimientos a causa de la pandemia. “Son datos alentadores”, dijo, y agregó: “De todos modos, uno debe ser cautamente optimista porque tenemos siempre la posibilidad de que la variante delta circule por la Argentina de forma comunitaria”.

“Hay que seguir testeando mucho”, remarcó, y lanzó: “No podemos bajar la guardia y salir a hacer un carnaval”.

LA NACIÓN