“God Save The Queen”: el día que los Sex Pistols se burlaron de la Reina Isabel II y tocaron por el Támesis

El 7 de junio de 1977, los Sex Pistols sacudieron Inglaterra. En aquel día, la Reina Isabel II estaba festejando su jubileo de plata, con 25 años al frente de la corona, y se organizó una importante celebración en su honor.

El grupo se había formado en Londres, en 1975. Su primera etapa apenas duró dos años y medio, con cuatro simples y un disco de estudio: Never Mind the Bollocks, Here’s the Sex Pistols. El segundo simple de los Pistols fue “God Save The Queen (Dios salve a la reina)”, que iba a llamarse “No future”, el lema principal del punk y de la juventud por aquellos días. La tapa, diseñada por Jamie Reid, mostraba un retrato de la reina con los ojos y la boca tapados por letras recortadas.

“Dios salve a la reina. Su régimen fascista. Te hizo un tonto. Una bomba potencial. Dios salve a la reina. No es un ser humano. No hay futuro. En el sueño de Inglaterra”, gritaba Johnny Rotten, cantante del grupo, en la famosa canción que fue censurada por la BBC y en las restantes emisoras de radio.

Una letra pesimista que buscaba un cambio en lo establecido, desde lo estético hasta lo musical. Los días del rock progresivo, con bandas que dominaban con pomposos arreglos, habían llegado a su fin. Como estrategia publicitaria, acompañando la estética punk con pelos parados, camperas de cuero negro y alfileres de gancho, la banda buscó llamar la atención tocando en el río Támesis.

Fue así que Rotten, Steve Jones, Paul Cook y Sid Vicious se subieron a un pequeño barco -llamado curiosamente Queen Elizabeth- con sus instrumentos, acompañados de un equipo de filmación, y navegaron hasta llegar cerca del Palacio Real de Buckingham.

TRANSGRESORES. Sex Pistols sorprendieron con su propuesta (Foto: Archivo).
TRANSGRESORES. Sex Pistols sorprendieron con su propuesta (Foto: Archivo).

No pudo faltar “God Save the Queen”. Una descarga de bronca contenida que la banda había publicado unos días antes, el 27 de mayo. “Pretty Vacant” y “Problems” fueron otras de las canciones que sonaron en aquella noche. Pero la idea que tenían los Pistols llegó a su fin cuando fueron rodeados por varias lanchas de la policía. Varios de las personas que se encontraban en la embarcación, como su manager como Malcolm McLaren, fueron arrestados.

Más allá del abrupto final, los jóvenes músicos lograron su cometido: llegar a los medios ingleses con su actitud desafiante. Gracias a dicha campaña promocional, el simple “God Save The Queen” llegó al segundo puesto de las listas. El primer lugar fue para “I don’t want to talk about it” de Rod Stewart.

El baterista Paul Cook sostuvo en una entrevista que la canción no fue escrita específicamente para el jubileo de la reina. También contó que no estaban al tanto de la celebración.

“Soy tan sólido acerca de la monarquía y mi disgusto por ella como siempre. No quiero pagar más impuestos para mantener viva esa institución”, recordó Rotten (John Lydon) durante el reciente Jubileo por los 70 años de la reina en el trono.

“Me da pena lo que viene después de ella, no tengo esperanza para eso. Creo que realmente deberíamos comenzar a votar por una nueva Reina, en una elección. Alguien de Australia”, agregó. Incluso, el cantante participó de una fiesta callejera del jubileo. “¿Por qué no? Me encanta el lado fiestero, la pompa, la bandera ondeando y ser parte de un maravilloso y sangriento país”.

Fiel a su estilo, los Pistols reeditaron “God Save The Queen” este año. Fueron 1977 copias de 7″ de la versión A&M del sencillo, que presenta en la cara B “No Feeling”, mientras que 4000 copias de 7″ del lanzamiento del sello discográfico Virgin de “God Save The Queen” con “Did You No Wrong” en la cara B.

Para no ser menos, el grupo lanzó una moneda conmemorativa de los 70 años de la Reina en el trono del Reino Unido. Salió en una caja de terciopelo azul y se vendió en la tienda oficial de Sex Pistols a 33 dólares.

68 vistas 2