¿Fin de los incendios forestales?: la NASA creó un escudo térmico útil para combatirlos

La NASA, el organismo dedicado al desarrollo de tecnología espacial del gobierno de los Estados Unidos, anunció que crearon un escudo térmico que, lanzándolo a la atmósfera, podría contribuir a la extinción de los incendios forestales. Fue fabricado con una serie de componentes que serían resistentes al calor y, por ende, a las altas temperaturas de los incendios.

Con el aumento de las temperaturas medias todos los años, el combate de incendios se hace más complicado. Es por eso que ahora se producen mucho más incendios que antes, por lo que el riesgo de que se produzca la muerte de personas en cantidad es mayor. El uso de tecnología LOFTID, que es como se la llama, permitiría aislar un espacio determinado de las altas temperaturas que puede haber en un área concreta, como es en el caso de un foco incendiario.

¿En qué consiste la tecnología LOFTID?

LOFTID fue creada con la idea de poder hacer aterrizajes con más facilidad en Marte. Así se decidió tras comprobar que el arribo del rover Perseverance al planeta marciano incluyó toda una serie de turbulencias que pudieron haber hecho fallar a la misión. Gracias a esta novedosa tecnología, fue posible reducir el riesgo al fracaso, ya que la fricción de aterrizaje se produce dentro una estructura preparada para soportar temperaturas de más de 1.600°C. Es por eso que se trata de un elemento clave, que podría generar un antes y un después en las investigaciones sobre Marte.

De acuerdo con el medio Interesting Engineering, especializado en tecnología espacial, los materiales que posee la sonda LOFTID fueron integrados dentro de una especie de refugio, creado para comprobar la capacidad de resistencia al fuego. Consistiría en una especie de capa de protección, útil para que una persona pueda acostarse y enrollarse con el dispositivo. De esta forma, así se podría evitar que sufra quemaduras y, por ende, permitir que preserve un nivel de temperatura compatible con la vida.

La idea nació luego de la catástrofe de ArizonaEEUU, ocurrida en 2013. Desde aquel entonces, la NASA trabaja en conjunto con el Servicio Forestal de los Estados Unidos para desarrollar alguna clase de tecnología que permita la extinción rápida de futuros incendios.

Este nuevo desarrollo podría ser de vital importancia, pasando a formar parte del equipamiento de unidades de bomberos para sus acciones futuras.

332 vistas 1