Faustino Oro, el niño prodigio del ajedrez argentino

rgentina tiene un niño prodigio en el ajedrezFaustino Oro. El chico tiene nueve años y un nivel de juego insólito para alguien de su edad. Tanto es así que es el mejor del mundo entre los menores de diez años.

Es demasiado pronto como para saber si algún día llegará a ser parte de la élite de los adultos, a estar entre los veinte primeros ajedrecistas del planeta. Pero es cierto que ya juega muy bien al ajedrez, y que es un proyecto de jugador de clase mundial.

Además, hay otro dato relevante. Los jóvenes talentos suelen ser muy inventivos en el juego de ataque, pero les resulta más difícil entender las sutilezas del juego posicional. Por eso, que un joven sea diestro en el posicional es considerado como una señal muy auspiciosa en cuanto a su futuro en el ajedrez. Pues bien, en las partidas de Faustino que pude examinar lo que más llamó mi atención es su fino juicio posicional, la lógica de sus planes, y su depurada técnicaSu estilo, que todavía no está delineado por completo, recuerda al del gran Oscar Panno. Si yo fuera su maestro, con la idea de alcanzar la excelencia le recomendaría que estudiara partidas de Mikhail Botvinnik, Tigran Petrosian, Bobby Fischer, Anatoly Karpov y Vladimir Kramnik.

Análsis de una victoria sobre le gran maestro francés Étienne Bacrot

En esta época en que la integración del aprendiz con la herramienta informática puede ser calificada como simbiótica, la generación que domina el ajedrez mundial promedia alrededor de treinta años de edad. Por ese número andan Magnus Carlsen, Fabiano Caruana, Ina Nepomniachtchi y el campeón mundial Ding Liren. Este predominio ya está siendo amenazado por jugadores que todavía no llegan a los veinte, como Alireza Firouzja, Nodirbek Abdusattorov, Dommaraju Gukesh. Es dable pensar que las nuevas camadas de talentos desarrollan una mayor precocidad, pero en todo caso, los que hoy tienen alrededor de diez años pueden ser los dominadores del mañana dentro de menos tiempo que el que llevan vivido. ¿Será Faustino un as del ajedrez, como los jugadores mencionados?

Cómo empezó a jugar al ajedrez

Dejando volar la imaginación, surge un pensamiento subrepticio. ¿Tendremos un Messi del ajedrez? Esos videos que circulan de Leo niño jugando fantásticamente al fútbol, ¿tendrán un correlato en el brillante y precoz desempeño de Faustino Oro en las partidas de ajedrez que juega en el presente? Deberá correr mucha agua bajo el puente para que eso pase, si es que termina pasando. El niño crecerá y habrá que ver si su interés por el ajedrez se mantiene firme a través de los años, si tendrá maestros tan buenos como los que guían a los talentos del primer mundo.

Por otra parte, no parece recomendable, siendo tan niño, recargarlo con expectativas que puedan resultar desmesuradas. Pero el que es crack, es crack. Y Faustino Oro lo es.

Pablo Ricardi

Loading