En un mes se tramitaron siete DNI no binarios en la región

Las personas, cuya identidad de género es no binaria, han hecho uso del derecho de tramitar un nuevo documento nacional de identidad (DNI) que les permite incluir en la categoría “sexo” la letra equis, y no encasillarse en femenino/masculino. A un mes de vigencia del decreto 476/2021, que abrió esta posibilidad, hay siete trámites iniciados en total, entre Neuquén y Río Negro (ver aparte).

En Argentina la legislación habilita la rectificación registral del nombre de pila y de la imagen del documento y la partida de nacimiento, cuando no coincida con la identidad autopercibida, y no exige más que el consentimiento de la persona: ni autorización judicial, ni intervención médica. Sin embargo desde 2012 el cambio se hacía dentro de la convención varón/mujer. El decreto agregó una tercera opción que rompe con el par binario.

La decisión fue cuestionada por activistas debido a sus limitaciones, ya que entienden que la equis se impone como una forma de englobar a todas las identidades, que no se sienten contempladas en F/M, y así invisibiliza y diluye otras, por ejemplo la travesti. La explicación de las autoridades fue que esto tiene que ver con estándares internacionales en materia de documentación, en los que la nomenclatura equis es reconocida y así quienes realicen el cambio podrán circular con su DNI y pasaporte en la mayoría de las fronteras del mundo.

En Neuquén, antes del decreto, el Registro Civil ya había dispuesto el 28 de junio que las personas no binarias podrían modificar sus partidas de nacimiento, en función de un dictamen favorable de la Dirección de Diversidad. Por eso es que en la provincia ya se hicieron trece rectificaciones y se solicitaron cuatro DNI, la mayoría de la ciudad de Neuquén, pero también de Chos Malal, El Chocón, Piedra del Águila.

“Es algo bueno, es algo positivo y que esté la opción es fantástico. Nosotros dimos curso a una demanda contenida que había y ahora las personas saben de la posibilidad, de que se pueden acercar. Quizás el volumen que se dio en un principio fue una demanda contenida, ahora ya es un trámite más como los demás”, afirmó Laura Vargas, directora provincial del Registro Civil de Neuquén.

Entre los pedidos hay uno de una persona menor de 18 años. En estos casos son acompañados por quienes están a su cuidado (madre, padre, persona encargada) y la solicitud se envía a la subsecretaría de la Niñez. Una vez que esta área interviene se le da curso al cambio.

El turno se saca online. Lo primero que se modifica es la partida de nacimiento. Foto Florencia Salto.

Mariana González, abogada de la Dirección de Diversidad, dijo que están trabajando para crear un nuevo protocolo, ya que el Código Civil considera la autonomía progresiva de los adolescente de entre 13 y 16 años. En estos casos bastaría solo con su consentimiento y el asentimiento de quien esté a su cargo.

“La ley de identidad de género es anterior al Código Civil, que empieza a hablar de autonomía y pone edades a partir de las cuales se pueden otorgar actos jurídicos, sin necesidad del consentimiento del padre o madre. Hay que poder analizar las leyes en retrospectiva, con los nuevos paradigmas de derechos humanos”, aseguró. Incluso planteó que hay argumentos jurídicos para discutir la posibilidad de la inscripción de un recién nacido como no binario (ver aparte).

Verónica Allaria, integrante de la asociación Nueva Crianza, que acompaña a infancias y adolescencias trans, sostuvo que la medida fue recibida “muy bien, porque da la oportunidad de pensar otra opción, más allá de muchas críticas que hubo con “no somos una equis”. La opción equis abre una posibilidad, más allá de que las hegemónicas y normadas sean la masculina y femenina. Nos parece un gran avance que se legisle sobre esto, que las identidades empiecen a aparecer en la agenda.”

Contó que son las adolescencias las que ponen el tema sobre la mesa. Según el relevamiento que se hizo a infancias y adolescencias trans en Neuquén y Río Negro las personas que se definieron como no binarias estaban ubicadas fundamentalmente en la franja de los 13 a 18 años.


La opción x ¿alcanza a un recién nacido?


Si pensamos que a un recién nacido se lo inscribe como femenino/masculino en función de su genitalidad, y que esta es una decisión que puede modificar a lo largo de su vida, porque así se lo permite la ley de identidad de género. ¿Qué pasaría si una familia pide anotarlo como una persona no binaria?, ¿No es una asignación igual de arbitraria que la del par convencional?, ¿Existe impedimento legal para rechazar esa solicitud?

La abogada Mariana González, de la Dirección de Diversidad de Neuquén, aseguró que en personas intersex, que nacen con una anatomía reproductiva que no se ajusta a lo que tradicionalmente se categoriza como varón/mujer, esto debería admitirse sin más.

En cuanto al resto de las posibles situaciones, la profesional afirmó que en tanto el decreto presidencial pone a disposición la opción equis podría pensarse que alguien la puede reclamar para no encasillar la identidad de un niño recién nacido, teniendo en cuenta que siempre tendrá la chance de cambiar. “Por eso a medida que la persona crece y construye su autonomía identitaria va a poder elegir en cuál casillero quiere identificarse, o si quiere continuar fuera del binario”, agregó.

Planteó que “no va a pasar mucho tiempo hasta que aparezca una solicitud y creo que el Registro va a tener que tomarlo.”

La duda radica en si la opción de colocar una equis en el campo sexo en toda la documentación solamente debe interpretarse como un ensanchamiento de las posibilidades de rectificación registral, esto significa cambiar lo que se nos impuso al momento de nacer porque no se corresponde con nuestra vivencia interna del género, o si va más allá y abre la puerta a una tercera opción disponible desde el momento de la inscripción de una persona.

González manifestó que si el Estado rompió el binarismo y la identidad de género es la autopercibida, ¿por qué habría que seguir sosteniendo que las partidas de nacimiento admitan femenino/masculino de manera excluyente?, ¿debe retirarse directamente el sexo/género de la documentación y buscar otra forma estatal de registración?


Una demanda que en Río Negro surgió en 2019


*Por Carlos Morando

Desde 2012 hubo en Río Negro 150 rectificaciones registrales, en función de la ley de identidad de género. A partir del decreto nacional dictado hace un mes se acercaron tres personas a tramitar su DNI no binario: dos en Cipolletti y una en Bariloche.

“Desde que salió el decreto hasta ahora hemos tenido unas diez consultas en las distintas delegaciones de la provincia para iniciar la rectificación del acta. Todavía no iniciaron el trámite porque son consultas preliminares”, afirmó Lucas Villagrán, director del Registro Civil y Capacidad de las Personas de la provincia.

Explicó que “para poder acceder al DNI no binario, la persona tiene que realizar la rectificación del acta de nacimiento. En el caso de Río Negro ya tenemos tres rectificadas”.

En 60 de las 70 delegaciones rionegrinas se puede realizar el trámite. Foto Marcelo Ochoa.

El funcionario aseguró que “en Bariloche ya se inició un trámite más y tuvimos una consulta en Chimpay que por ahora la persona no se presentó”.

El Registro Civil tiene formalmente unas 70 delegaciones en toda la provincia, pero en 60 se puede hacer el trámite. Hay padres y madres que se acercaron por sus hijos e hijas. En el caso de los menores de edad, Villagrán indicó que “el trámite se hace a través de los progenitores, con expresa conformidad del menor y, además, tiene que contar con la asistencia de un abogado del niño”.

En cuanto a la posibilidad de inscribir a un recién nacido como persona no binaria planteó que no está previsto, ya que en el trámite “media la voluntad”.

Si la persona es mayor de 18 años, se puede acercar a cualquier delegación del Registro Civil con una copia del acta nacimiento. “Si es de otra provincia, nosotros tomamos esa solicitud y la giramos a la provincia que corresponda”, afirmó.

En poco tiempo se iniciará una capacitación en las diferentes delegaciones. “Ya generamos todo el material de capacitación y estamos programado con el Instituto Provincial de la Administración Pública (IPAP) la capacitación general dirigida al personal, para incorporar estas y otras novedades que se fueron dando en este último tiempo con el temario de la identidad de género”, señaló.

Villagrán hizo referencia a que los registros de las distintas provincias “fueron por delante de la decisión actual del gobierno nacional y del Registro Nacional de las Personas. Es una discusión que se dio en 2018 y que se trató en una de las reuniones del Consejo Federal de los Registros”.

En aquella oportunidad se habían hecho dos solicitudes en Mendoza, las primeras del país, que luego esa provincia resolvió favorablemente. A partir de ese momento, dijo, “empezamos a tener solicitudes en distintas provincias. Así es que en el caso de Río Negro tuvimos dos en 2019, que terminaron en la rectificación del acta y ya habíamos tenido antes de este decreto, este mismo año, una solicitud que también terminó en la rectificación del acta de nacimiento”.

El titular del Registro Civil de Río Negro agregó que “lo que faltaba era que surja alguna reglamentación sobre cómo se iba a solucionar la cuestión de los documentos de viaje, porque ahí la complejidad es mayor, en el sentido de que ese documento le tiene que servir a la persona y no ser un obstáculo para poder moverse afuera del país”.

Villagrán manifestó que “cuando la persona va a hacer el trámite para el cambio de DNI no binario se le hace firmar un formulario donde se le informa que puede llegar a tener algún problema para moverse en otros países. A nivel Mercosur no hay problemas, pero puede ser que tenga inconvenientes en países que no se hayan adaptado a esa norma de la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI), que es la que rige sobre los documentos de viaje.”

El funcionario rionegrino mencionó que, dentro de esa organización internacional, que es la que fija la normativa sobre los documentos de viaje, “la única alternativa que había para aquellos casos donde no se consigna dentro del género masculino o femenino, era la equis. Dentro de las convenciones internacionales es lo que está aceptado en esa normativa. Pero eso no asegura que la persona no tenga problemas con países que no se hayan suscripto a esa normativa. Por eso lo que se aconseja es consultar con anterioridad”.