Elisa Carrió, sobre la denuncia por su festejo de cumpleaños en pandemia: “Todos estaban hisopados y fue al aire libre, son unos canallas”

La dirigente opositora Elisa Carrió salió a responder a la denuncia que hizo el kirchnerismo por su festejo de cumpleaños durante la pandemia, en diciembre pasado, en una búsqueda del oficialismo por pasar la página después del escándalo que generó la filtración de las imágenes de la fiesta en cuarentena que hubo en la Quinta de Olivos por el cumpleaños de Fabiola Yañez.

Cuando vi la foto me dieron ganas de llorar, son unos canallas, todos estábamos hisopados antes de entrar, fue al aire libre, conté con la autorización de la intendencia por el cupo de personas”, contó en diálogo con el programa Sábado Tempranísimo, de Radio Mitre.

Sin hacer alusión directa, la dirigente se refirió a la denuncia penal que radicó el abogado Sánchez Kalbermatten contra ella y contra Mauricio Macri por los delitos de violación del código penal. Rápidamente, Carrió presentó una contraofensiva judicial.

Sobre su fiesta de cumpleaños, a la que asistieron unas 70 personas, entre ellas muchos dirigentes políticos de Juntos por el Cambio, dijo que “fue público, hubo fotos en todos los diarios por lo que no se blanqueó ninguna situación”, dijo. “No se pueden comparar las situaciones”, insistió en relación con la reunión que llevó a cabo Fabiola Yáñez con una decena de amigos en la quinta presidencial el 14 de julio de 2020, cuando el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio regía a pleno.

Rodríguez Larreta, Polledo, Prat-Gay y Barletta, algunos de los invitados al cumpleaños de Carrió (Foto: Twitter @barlettamario).

Por primera vez sentí ganas de irme del país. Después reaccioné. Me dio muchas tristeza, porque si alguien cumplió estrictamente la cuarentena dictada por el Gobierno, fui yo”, aseveró

“Ayer me sentí herida, no soy una figura, no tengo ningún cargo público. Es inhumano lo que hacen”, sostuvo. “No quiero vivir en la mentira que se vive en este país, me han dañado mucho pero ayer lloré y yo no lloro, porque había cumplido con todo”, confesó la líder de la Coalición Cívica

“Lilita” también se distanció de otros miembros de la oposición que pidieron el juicio político Alberto Fernández. “No voy a pedir el juicio político, no creo en el juicio político. No creo que en elecciones se deba hacer un juicio político, no hay que mezclar eso con una campaña electoral” afirmó.

Yo no soy golpista, le pido al Gobierno y a los kirchneristas, que respeten la vida privada de los ciudadanos, sobre todo de aquellos que hemos acatado todo”, reclamó Carrió.

“Yo no posteo ninguna foto de Olivos, no hice comentarios, salí a defenderla a Fabiola. Mi casa es una casa privada, no soy funcionaria, tienen que dejar decidir a la sociedad”, consideró.

“Ahora lo que me da mucha pena es que tampoco vale el ejemplo frente a la sociedad”, dijo Carrió. “No me fui del país para vacunarme, no pedí turno anticipado, y estaba entre la vida y la muerte por los problemas de salud que tengo”, dijo.

Me vacuné recién hace tres meses, en Capilla del Señor. Hace tres semanas recibí la segunda dosis. Mi primer viaje fue a Mar del plata, el segundo a Pergamino”, insistió. “Acá no entró nadie que no haya sido testeado previamente”, dijo.

Sobre los declaraciones de la vicepresidenta Cristina Kirchner al Presidente, como “poné orden en lo que tengas que poner orden”, Carrió consideró que hay “una debilidad institucional enorme”. “Ella se lo traga al Presidente, lo aniquila y nadie está exento de esta debilidad”. “El ya se aniquila sólo”, dijo también sobre Alberto Fernández.

La denuncia de Sánchez Kalbermatten

El abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten acusó a Carrió “por el delito de violación de medidas para evitar la propagación de una pandemia previsto en el artículo 205 del Código Penal y de desobediencia tipificado en el artículo 239 del Código Penal”.

En su escrito, el letrado afirmó que la líder de la Coalición Cívica “celebró su cumpleaños con una fiesta en su casa de Capilla del Señor en la que hubo unos setenta (70) invitados, folklore, mariachis y ningún tipo de distanciamiento social ni protocolo”.

“Como surge de la información periodística recabada, la normativa sanitaria fue burdamente violada por la anfitriona y por sus asistentes, quienes dicho sea de paso, se encontraban legal y moralmente más obligados que cualquier ciudadano a dar el ejemplo, pues muchos de ellos ocupan puestos de relevancia en la función pública”, sostuvo.

La Coalición Cívica habló de “comentarios malintencionados”

La Coalición Cívica emitió un comunicado con aclaraciones sobre la fiesta con el objetivo de evitar “comentarios malintencionados” del oficialismo.

“Respecto a la reunión realizada del 26 de diciembre de 2020 con motivo del cumpleaños de Elisa Carrió, y ante comentarios equivocados o malintencionados que se difundieron, se aclara que este encuentro fue realizado al aire libre, en respeto de todos los protocolos sanitarios y medidas preventivas, lo que fue publicado en su oportunidad por los distintos medios de comunicación”, se aclara en el texto difundido.

En ningún momento se ocultó a la población, además de haber sido informado a las autoridades locales. También se requirió test negativo previo a todos los invitados antes del ingreso para prevenir eventuales contagios, dado que la propia Carrió es una adulta mayor con comorbilidades”, se remarcó en el escrito.

“En esa fecha ningún aglomerado urbano, ni departamento, ni partido de las provincias argentinas se encontraba alcanzado por las restricciones del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO). De todos modos, como se relató en varios medios, el evento fue realizado al aire libre y con distanciamiento por iniciativa de la dueña de casa”, agregaron.