El Reino Unido redujo su lista roja de ingresos por COVID-19 a los ciudadanos de sólo siete países: todos son americanos

El Gobierno del Reino Unido anunció este jueves que reducirá a siete países su lista roja de territorios de riesgo por coronavirus, que a partir del próximo lunes incluirá solo a Venezuela, Perú, Panamá, Haití, Ecuador, República Dominicana y Colombia.

Otros 47 países a los que hasta ahora se les aplicaban las máximas restricciones de viaje para evitar contagios de covid-19 se retirarán de esa categoría, entre ellos Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Cuba, México, Paraguay y Uruguay.

Solo ciudadanos británicos y personas con permiso de residencia en el Reino Unido pueden acceder al país desde un destino incluido en la lista roja, y se les exige además una cuarentena de diez días en un hotel designado por el Gobierno a su llegada.

Esta medida entrará en vigencia el próximo lunes 11 de octubre, a partir de las 4 de la madrugada, de acuerdo a lo indicado por el gobierno británico.

“Facilitará que más personas puedan viajar al extranjero a un mayor número de países y territorios. Los pasajeros (británicos o residentes) que regresen a Inglaterra desde estos destinos ya no tendrán que hacer cuarentena en un hotel. Los continuos avances en la vacunación, tanto en el país como en el resto del mundo, permiten al gobierno reducir con confianza la lista roja para centrarse en los países que suponen un mayor riesgo, según la evaluación de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA)”, señalaron las autoridades británicas.

Los pasajeros británicos y residentes que cuentan con el esquema completo de vacunación y los menores de 18 años que regresan de países y territorios que no están en la lista roja pueden ingresar con sólo un test de coronavirus realizado en el segundo día después de haber arribado al país.

El gobierno británico también modificó el esquema de testeos para viajeros, de acuerdo al país de procedencia y a las vacunas recibidas (Foto: REUTERS/Peter Nicholls)El gobierno británico también modificó el esquema de testeos para viajeros, de acuerdo al país de procedencia y a las vacunas recibidas (Foto: REUTERS/Peter Nicholls)

Sin embargo, los demás pasajeros (no británicos) que no estén totalmente vacunados con una fórmula autorizada por el Reino Unido (AstraZeneca, Pfizer, Moderna o Janssen), y que regresen de un destino no incluido en la lista roja, deberán someterse a una prueba previa a la salida, otra en el segundo día de haber llegado y una tercera en el día ocho. Además, deberán realizar diez días de aislamiento.

Los viajeros deberán reservar sus pruebas “antes de volar”, como sucede actualmente con los PCR, y deben incluir el número del kit de pruebas en los formularios de localización de pasajeros que entregan para ingresar al Reino Unido.

“También se ha anunciado hoy que, a partir de las 4 de la madrugada del lunes 11 de octubre, los viajeros que reúnan los requisitos y se hayan vacunado en más de 37 nuevos países y territorios, entre ellos Brasil, Ghana, Hong Kong, India, Pakistán, Sudáfrica y Turquía, recibirán el mismo trato que los residentes del Reino Unido que regresen totalmente vacunados, siempre que no hayan visitado un país o territorio de la lista roja en los 10 días anteriores a su llegada a Inglaterra”, agregó el gobierno británico en un comunicado.

De acuerdo a lo establecido por las autoridades locales, para cumplir con las normas de vacunación completa para viajar a Inglaterra, los viajeros deben “haber sido vacunados completamente con un ciclo completo de una vacuna aprobada en el Reino Unido”, al menos 14 días antes de haber llegado al país.

Las fórmulas aprobadas en el Reino Unido son: Oxford/AstraZeneca, Pfizer/BioNTech, Moderna y Janssen (Johnson&Johnson). “Las formulaciones de estas vacunas, como AstraZeneca Covishield, AstraZeneca Vaxzevria y Moderna Takeda, también se consideran vacunas aprobadas”.

En caso de haber sido vacunados con un inmunizante de dos dosis (Moderna, Pfizer/BioNTech, Oxford AstraZeneca o una combinación de ellas), “debe haber recibido ambas dosis para que se considere que está totalmente vacunado”. “Esto se aplica en todos los casos, incluso si te has recuperado recientemente de COVID-19 y tienes inmunidad natural”, advirtieron las autoridades sanitarias.

Los viajeros deben haber recibido alguna de las vacunas aprobadas por el Reino Unido (REUTERS/Henry Nicholls)Los viajeros deben haber recibido alguna de las vacunas aprobadas por el Reino Unido (REUTERS/Henry Nicholls)

A partir de finales de octubre, los pasajeros totalmente vacunados que cumplan los requisitos, incluidos los menores de 18 años, tendrán también la opción de reemplazar su prueba del segundo día por un test antígenos, que es más barato, seguido de una prueba PCR gratuita, en caso de ser positiva. Esto permitirá a los viajeros reducir costos a su llegada al país.

En el caso de los pasajeros que se sometan a pruebas por correo, podrán enviar una foto de su test de antígeno como requisito mínimo para verificar el resultado.

“El cambio de las restricciones se basa en la reciente simplificación de las normas de viaje internacionales, incluida la supresión de las pruebas previas a la salida para los viajeros totalmente vacunados que reúnen todos los requisitos”, destacó el gobierno británico.

Por su parte, las autoridades adelantaron que “los científicos del gobierno continuarán comprometiéndose con los países que todavía están en la lista roja y mantendrán las pruebas sobre las variantes preocupantes, especialmente Lambda y Mu, bajo estrecha revisión para asegurar que el enfoque del Reino Unido sigue siendo proporcionado”. “El gobierno seguirá manteniendo la vigilancia en la frontera mediante pruebas y secuencias genómicas, para poder responder rápidamente si aumentan los riesgos de cualquier país”.

“Las medidas anunciadas hoy marcan el siguiente paso de la apertura a los viajes. Ofrecen estabilidad a los pasajeros y a la industria”, afirmó en sus redes sociales el ministro de Transporte británico, Grant Shapps.