El MPN mantiene el suspenso con la fecha de las internas

El acto de asunción de las autoridades partidarias en el Movimiento Popular Neuquino sirvió de base de desafío, sin nombrarlo, al diputado nacional Rolando Figueroa que no define si participará de las internas o competirá por afuera del partido.

En la cancha de fútbol, con césped sintético, de Afuven asumieron Jorge Sapag secundado por Ana Pechen en la convención del MPN y Omar Gutiérrez junto a Gloria Sifuentes en la Junta de Gobierno, como así también los titulares de seis de las siete seccionales donde hubo elecciones el 21 de agosto.

El reelecto presidente del partido dijo que, como se juega un mundial en noviembre, “estamos analizando cuál es la mejor fecha” para ir a las urnas, a la vez que reveló que desde este lunes se abrirán centros de afiliación en toda la provincia.

Le lanzó dardos a Figueroa y leyó una carta que le mandó el líder de la lista Azul y Blanca, Guillermo Pereyra, en la que se excusaba de no poder asistir “por compromisos previos”, y que “nos merecemos celebrar todos juntos, sin importar la corriente que representemos ni las ideas que propugnemos”. Al final de la carta le envió saludos al exgobenador Jorge Sapag.

Sin nombrarlo, también hicieron referencias a Figueroa Jorge Sapag y Ana Pechen. El primero, exigió “respeto” y dejó una frase que después replicó Gutiérrez: “Dentro del MPN todo, fuera del MPN nada”. Dijo que la conducción del partido está con los brazos abiertos a todos los colores y que se los invita a “participar porque así es la democracia, se dirime con la carta orgánica y con los votos en las internas, que son los que deciden quienes van a manejar los destinos de la provincia”. Dijo que no se les debe dar “el gusto a los partidos nacionales que nos quieren ganar” y que el objetivo deber ser seguir gobernando de la mano del MPN “en beneficio de todos los neuquinos”.

Un acto masivo en una cancha de fútbol fue el marco para la liturgia militante de Omar Gutiérrez y Jorge Sapag.

Una hora más tarde de lo previsto, una multitud se congregó en la cancha. Sapag dijo que el MPN no se ataba al corro triunfal de ningún partido nacional y destacó los 16 años de gobierno de la lista Azul que tuvo que atravesar las crisis de 2008 y la pandemia, a la vez que mencionó Vaca Muerta que, de no haber sido explotada, se estaría, dijo, ante un apagón energético en el país.

También tuvo frases dirigidas al diputado nacional, dijo que la puerta del partido “está abierta de par en par” y citó a su abuelo Reynaldo Pastor Gutiérrez en cuanto a que la política “no es cambiarse de camiseta de la noche a la mañana”. También dijo que esperaba que no se realicen golpes bajos en referencia a los comentarios que su exvicegobernador hizo antes de enfrentarlo en internas. Negó que los candidatos se elijan por encuestas sino “por el veredicto de las urnas”.

Razonó que si había reglas de juego que permitieron llegar a cargos ejecutivos “porqué habían de estar mal hoy”. Precisó con sutileza que en las elecciones PASO del año pasado, la lista Azul, perdió por 2.500 votos y que lo primero que hizo, como presidente del partido, es levantar la mano al ganador, justamente Figueroa. Agregó que en el caso de la seccional Añelo, en agosto, se la perdió por un voto frente a la lista que presentó Guillermo Pereyra.

Se le pidió que hable Ana Pechen quien se excusó de haber hecho un paréntesis en su militancia por haber tenido que asistir a su madre que está por cumplir 99 años durante la pandemia. Dijo que “jamás sacamos los pies del plato”, “cuando éramos gobierno, nos tocó perder elecciones y también ganarlas, nadie puede dudar de que el MPN tiene elecciones limpias”.

El flamante titular de la seccional Primera Germán Chapino reconoció que “me prohibieron hablar para criticar a quienes andan enviando cartitas y se animales a venir al acto” en referencia a la nota del MAPO.

341 vistas 2