El lado B de la polémica en un bar: «A la faja de clausura me la rompió en la cara»

La directora municipal de Comercio, Carina Castro, dio su versión de los hechos tras la polémica clausura del bar Diamond de Plottier.

El Municipio de Plottier respondió a la denuncia que realizó un emprendedor neuquino -Fabián Medina- por la clausura de su resto bar durante el primero de enero. Si bien desde Comercio reconocieron que el local está habilitado para funcionar como pub y salón de eventos, dijeron que no cumple con ciertos requisitos.
Consideraron que las expresiones de su dueño son «absolutamente improcedentes» y ofrecieron otra síntesis cronológica de los hechos, distinta a la que dio el comerciante neuquino. Cabe recordar que el hombre acusó al Municipio de persecución, ya que desde la apertura del local, hace más de tres meses, tuvo todo tipo de trabas para trabajar.
Es más, hay un vecino conflictivo de la cuadra que realizó denuncias reiteradas por ruidos molestos, pero el pasado 6 de noviembre, el resto bar realizó las mediciones que solicitaba, las cuales no superaban el máximo permitido. Parece que el problema fue que no las presentó en tiempo y forma, en la Municipalidad.
El primero de enero, Comercio decidió avanzar con la clausura del local tras algunas advertencias, y luego de constatar que no habían acondicionado una sala de elaboración ni baños para discapacitados. Esa noche, Medina se presentó en el local con intenciones de realizar una fiesta. Para esto, ya se encontraba presente la Policía, inspectores de Comercio y personal de Medio Ambiente. ¿Qué pasó?Según el dueño del lugar, no le permitieron abrir el local. Pero la directora municipal de Comercio, Carina Castro, lo desmintió. «Violó la faja de clausura que estaba colocada, ingresó al local y realizó la fiesta bajo su responsabilidad. Sin ambulancia, sin seguridad ni seguro», expresó la funcionaria municipal.

Enfatizó que no es cierto que Comercio no acompañe al emprendedor, pero a su vez aclaró: «No podemos dejar pasar una fiesta con muchos jóvenes en un lugar que no tiene medidas de seguridad».

«Lo que se quiere dejar en claro a la comunidad es que las exigencias requeridas por las diferentes áreas municipales no obedecen a caprichos de empleados o funcionarios, simplemente se pretende salvaguardar la integridad física y psíquica de las personas. Existen lamentables ejemplos en nuestra sociedad en los cuales después se han tenido que llorar por la pérdida de vidas humanas, sin pretender en esta presentación dar ejemplos y mencionar a personas de ninguna clase», afirmó la directora de Comercio.

El dueño del bar hizo entonces un video casero con su celular que refleja la situación. Entonces, no está claro si la fiesta se hizo o no se hizo, pero sí que el personal quiso identificarse y sacó su credencial. «Yo estaba ahí, y a la faja de clausura me la rompió en la cara. Por esto va a tener que presentarse en el Juzgado de Faltas», indicó.

Tras la violación de la clausura, volvieron a clausurar el resto bar por segunda vez. Está ubicado en calle Santa Fe 495.

Fuente: LMN

522 vistas 1