El difícil momento de Claudio Basso, el primer ganador de “Operación Triunfo”: “Todo se complicó económicamente”

La vida de Claudio Basso dio un giro en 2003 cuando ganó Operación Triunfo, el conocido reality show de música. En los últimos tiempos, su situación no es la mejor. En una entrevista, habló de la dura realidad que está viviendo.

“Cuando se cortó todo yo estaba empezando una gira. Fue bastante complicado pero más complicado fue en mi casa porque tuve que retomar algunos oficios. Reacomodé mi vida a mi casa, compuse un montón pero como estaba mucho tiempo en casa, como le habrá pasado al resto de la gente”, aseguró Basso, en un reportaje con Juan Etchegoyen en Mitre Live.

Basso fue el primer campeón de la edición argentina de Operación Triunfo, lo que llevó al estrellato. Sin embargo, su realidad ahora es muy distinta. Durante la cuarentena, su situación económica empeoró: “Estaba todos los días en la ferretería: buscando tornillos, lijas, pintando, revoqué, levanté paredes, pegué cerámicas, hice la cocina nueva. Hice de todo, estaba desesperado porque se abriera todo para poder salir de mi casa”.

Con respecto a cómo hizo para poder superar la crisis, contó: “Fue mucho con ahorros, con ayuda de la familia porque al estar encerrado a los únicos que podíamos ver era a ellos, nos ayudábamos entre todos…Había ahorros como para tirar un tiempo y nos dimos cuenta de que había cosas que no son tan necesarias para vivir”.

Luego, agregó: “Económicamente se complicó todo, uno empezó a tratar de ver qué podía hacer, cómo podía paliar un poco lo que estaba pasando, había mucho miedo de verdad y uno intenta reinventarse de distintas maneras, siempre apoyado gracias a dios por la familia. Pudimos pasar este trago tan amargo y ahora retomando nuevamente con lo artístico”.

Los ganadores de “La Voz” que se dedicaron a otra cosa para sobrevivir

La situación de Basso se puede emparentar con lo que padecieron otras figuras que lograron ganar el reality La Voz, como Gustavo Corvalán y Braulio Assanelli que se coronaron en las ediciones de 2012 y 2018. Aunque mantienen su carrera musical, también se dedican a otros rubros para llegar a fin de mes.

Cuando alzó su premio en 2012, Corvalán no solo tuvo la posibilidad de grabar un disco sino que también ganó $50.000. Lejos de la TV, formó su familia: junto a su esposa Natalia Tifner son padres de Agustín y Brisa. En la actualidad vive en Córdoba. El impulso del reality también le permitió dar conciertos por todo el país. Además, acompañó a La Sole en algunas presentaciones y se sumó en un momento al grupo cuartetero Trulalá. En 2018 fue por más y armó un dúo con el subcampeón de otro reality: César “Cachi” Palavecino, de Operación Triunfo 2005, y formaron Tupachi.

El cantante uruguayo de 25 años ganó la edición de 2018 del reality de canto. (Foto: Instagram/@braulioassanelli)
El cantante uruguayo de 25 años ganó la edición de 2018 del reality de canto. (Foto: Instagram/@braulioassanelli)

Sin embargo, sus proyectos laborales quedaron suspendidos durante la pandemia y tuvo que buscar un plan B para subsistir. Por eso comenzó a hacer repartos como delivery. “Me afectó bastante cuando fueron las restricciones de horarios y después el cierre de lugares en Córdoba. Pero siempre seguí adelante reinventándome con otros emprendimientos, nunca bajé los brazos porque esto todavía no terminó”, dijo en una entrevista con TN Show.

Corvalán junto a su esposa y sus dos hijos. (Foto: Instagram/@gustavo.corvalan)
Corvalán junto a su esposa y sus dos hijos. (Foto: Instagram/@gustavo.corvalan)

Braulio Assanelli se presentó en La Voz Argentina en su segunda edición, en 2018, cuando el jurado estaba integrado por La Sole, Axel, Tini y Ricardo Montaner. El uruguayo, que formó parte del equipo del autor de “Tan enamorados”, resultó el ganador y se llevó 500 mil pesos de premio. Gracias a su talento y la popularidad que obtuvo en el reality, pudo meterse de lleno en la música durante todo el 2019 hasta que comenzó la pandemia.

Aunque logró hacer una gira que lo llevó hasta los Estados unidos, el no poder hacer presentaciones por la situación sanitaria que se vive a nivel mundial le trajo complicaciones: “Hoy no es el mismo furor que cuando gané, pero el programa me abrió las puertas a una carrera”.

En la actualidad, su principal trabajo es dar clases de música para chicos y grandes en dos academias que abrió en Uruguay. “No sé si la pandemia me cortó las piernas, pero por decirlo de alguna manera, creo que sí me cortó una. Fue un golpe duro. Seguiré caminando con una pierna sola”, precisó al parafrasear una frase que dijo Diego Maradona en el Mundial de los Estados Unidos de 1994, cuando fue suspendido tras dar positivo en una prueba de antidoping.