Downing Street celebró otras dos fiestas ilegales en medio de restricciones y tras la muerte del duque de Edimburgo

La comparecencia pública que Boris Johnson celebró ayer para reconocer que participó en una multitudinaria fiesta en los jardines de Downing Street en pleno confinamiento por la pandemia no va a ser el único quebradero de cabeza para el Gobierno británico.

Según revela el este viernes ‘The Daily Telegraph’ miembros del gabinete de Boris Johnson celebraron dos fiestas de despedida, que se prolongaron hasta la madrugada, en las dependencias de Downing Street el 16 de abril de 2021, pese a las restricciones vigentes en aquel momento.

 

 

Se da la circunstancia, además, de que el Reino Unido se hallaba entonces en luto nacional por la muerte, una semana antes, del duque de Edimburgo, marido de la reina Isabel II, quien, en paralelo, vive su particular crisis diplomáticas tras verse obligada a retirarle los títulos militares al príncipe Andrés por su presunta implicación en un escándalo de abuso sexual a una menor.

Cuando las fiestas tuvieron lugar, Reino Unido se hallaba en la segunda fase de la desescalada por la pandemia del coronavirus. Las restricciones prohibían entonces socializar en interiores y limitaba las reuniones al aire libre a seis personas.

 

Alcohol y bailes hasta la madrugada

 

Sin embargo, unas 30 personas participaran en dos fiestas de despedida aquella misma noche, en las que, según testigos, se consumió alcohol y hubo bailes y música hasta altas horas de la madrugada.

Las celebraciones homenajeaban a James Slack, exdirector de comunicación de Johnson, quien partió para asumir el puesto de subdirector en el diario sensacionalista «The Sun», y a uno de los fotógrafos personales del jefe de Gobierno.