Decenas de orcas están atacando embarcaciones europeas sin control y los científicos no saben por qué

Despedazando los timones de las embarcaciones en Europa, las orcas están presentando un comportamiento nunca antes visto en los mares.

Desde Francia, pasando por Portugal, hasta España, las embarcaciones en Europa están enfrentándose a un nuevo superdepredador: las orcas. De una manera nunca antes vista, están arrancando los timones de los barcos y persiguiendo a los marineros en las costas, según los reportes de medios locales.

Las orcas están apuntando por yates, balsas y veleros por igual. Después de rodearlas por varios minutos, se montan sobre las embarcaciones y las voltean. Algunas veces, incluso, muerden las partes que tienen a la mano y las destruyen por completo. Estaban «chocando el bote», explica a NPR Ester Kristine Storkson, propietaria de un yate. «Nos [golpearon] repetidamente… dándonos la impresión de que fue un ataque coordinado«.

No sería raro que, efectivamente, estas emboscadas estuvieran premeditadas. Ésta es la razón.

 

¿Defendiendo su territorio?

La contaminación sonora submarina que genera la actividad humana interfiere directamente con ballenas y otros mamíferos acuáticos con sofisticados sistemas de audición y ecolocalización. Lo mismo pasa con los reptiles oceánicos que, desacostumbrados al tráfico y el escándalo de los barcos, han quedado completamente sordos en algunos casos.

En este contexto, resultaría natural que las orcas estén reaccionando a las embarcaciones en los mares de Europa. Desde sus primeros años de vida, estas ballenas aprenden de sus abuelas tácticas de caza y a defenderse de las hostilidades del entorno. No sería raro que, al escuchar el motor de las embarcaciones en Europa, las orcas busquen acallar el bullicio sobre la superficie.

 

Nadie sabe por qué lo hacen

Se han propuesto varias teorías para explicar este comportamiento. Una de ellas sugiere que, según Renaud de Stephanis, presidente y coordinador de CIRCE Conservación Información e Investigación, las orcas disfrutan de la presión del agua producida por las hélices de los barcos:

«LO QUE CREEMOS ES QUE ESTÁN PIDIENDO QUE LES DEN LA HÉLICE EN LA CARA», EXPLICA EL ESPECIALISTA, A PARTIR DE LAS PROPUESTAS DE SU EQUIPO DE INVESTIGACIÓN. ENTONCES, CUANDO SE ENCUENTRAN CON UN VELERO QUE NO ENCIENDE SU MOTOR, «SE FRUSTRAN UN POCO Y POR ESO ROMPEN EL TIMÓN».

Sin embargo, esto no explica por qué las ballenas están cazando veleros también. A falta de evidencia concluyente, los científicos reconocen que no saben por qué están teniendo este comportamiento agresivo con las embarcaciones europeas. En especial porque lo hacen cuando todavía hay tripulación abordo, con ataques violentos que han llegado a voltear los barcos.

Hasta ahora, no se tienen reportes de que las orcas se coman a las personas sobre las embarcaciones en Europa. Lo más extraño es que todas las orcas son ejemplares jóvenes. Por ello, los científicos no descartan que sólo «estén jugando» con los barcos, en grupos cada vez más grandes.

411 vistas 2