Cristina Kirchner: “No mentí nunca, no voy a empezar a mentir de vieja”

El Frente de Todos hizo su acto de cierre de campaña en Tecnópolis, ubicado en Villa Martelli, y quien estuvo a cargo de la apertura fue Cristina Fernández de Kirchner. Al recordar cómo nació el proyecto de aquel predio, mencionó que al exsecretario general de su presidencia, Oscar Parrilli, lo apodaban “Bob, el Constructor”.
“¿Ustedes conocen el cuentito ese?”, le preguntó la vicepresidenta a los funcionarios y militantes presentes. “Cuando (Máximo y Florencia Kirchner) eran chiquitos, la mamá de Néstor- mi suegra, la abuela de los chicos- se los contaba”, rememoró a su vez. “Si yo les digo que les contaba yo cuentitos a los chicos, no me lo van a creer porque además es mentira, y no vine acá a mentir, no voy a empezar a mentir ahora de vieja”.
No mentí nunca, no voy a mentir de vieja. No, de ninguna manera”, insistió Cristina Kirchner. Luego de aquella anécdota, continuó: “Terminan los festejos por el Bicentenario y viene Parrilli con un nuevo proyecto. Nos dice: ‘Tenemos que hacer un evento de dos semanas seguidas sobre la avenida Figueroa Alcorta. Tiene que ser ‘Tecnópolis’”.
En ese sentido, el actual senador también le había dicho: “Tenemos que hacer un proyecto donde la Argentina ingrese decididamente en la etapa y en la era de las ciencia y la tecnología”. “A mí me fascinó”, señaló la vicepresidenta.
Obviamente teníamos que pedir permiso al Gobierno de la Ciudad porque estábamos utilizando su espacio”, mencionó Cristina Kirchner al recordar que en ese entonces el jefe de Gobierno porteño era Mauricio Macri.
Nos habían prohibido lo que queríamos hacer, pero Parrilli es terco, y yo más que él. Y la verdad es que tenía un montón de funcionarios tercos”, indicó. “Los funcionarios tienen que ser tercos, no tienen que bajar las manos y los brazos ante el mínimo impedimento”.