Conmoción en Plottier: murieron dos menores por monóxido de carbono

Una nena de 7 años y su hermano de 4 murieron este viernes en la ciudad de Plottier, con motivo de una intoxicación por monóxido de carbono. Sus padres se encuentran internados en el hospital local.

Así lo confirmó  el director del Hospital de Plottier, Francisco Facci. Los padres de las pequeñas víctimas, de 33 y 29 años, se encontraban bajo un riguroso tratamiento con oxígeno.

La tragedia sucedió en una vivienda del Parque Industrial de la ciudad donde la familia sufrió la intoxicación por un aparato de calefacción mal instalado. Fue una ambulancia del Hospital de Plottier quien trasladó a los 4 integrantes de esta familia.

«Tenemos dos nenes fallecidos por intoxicación de monóxido de carbono y los papás están internados», confirmó Facci .

Facci comentó que si bien los niños habrían llegado sin signos vitales se los trató de reanimar con todas las maniobras correspondientes, aunque no alcanzó el esfuerzo de los profesionales.

Un escape de gas

La vivienda donde se produjo el trágico desenlace está ubicada en la calle Rafael Obligado 1220, en la primera calle del barrio Parque Industrial. «Nos llamaron por un escape de gas, pero era monóxido de carbono«, confirmó a LMN el jefe del cuartel de Bomberos Voluntarios de Plottier, Carlos Mansilla.

Mansilla contó que la casa donde se encontraba la familia es de construcción tradicional y que cuando llegaron todos estaban desmayados.

«Había un calefactor prendido en el lugar. Lo sucedido podría ser a consecuencia de una falla en el sistema de ventilación de gases, hay que ver qué dicen los análisis, para determinar el tiempo de exposición a los gases que tuvieron las víctimas», explicó sobre el trabajo de investigación que deberán llevar adelante.

gentileza

El jefe de Bomberos contó que las cuatro víctimas de intoxicación fueron trasladadas de forma conjunta al Hospital de Plottier. Hasta el momento no supo más nada sobre el estado de salud de los sobrevivientes, que consideró seguramente no se enteraron del fallecimiento de sus hijos, ya que no estaban conscientes.

El peligro del monóxido de carbono

Las intoxicaciones con el imperceptible y letal monóxido de carbono son un tema conocido y recurrente cuando llegan las bajas temperaturas. Pese a las malas experiencias y recomendaciones que se suelen hacer antes de que comience el invierno para impedir tragedias, siempre es necesario volver machacar en la cuestión.

Si el único medio para calefaccionar el hogar es un brasero, desde el Ministerio de Salud de la Nación se aconseja encender el brasero fuera del hogar, ingresarlo en el mismo cuando no se observe el desprendimiento de humos, mantener una ventilación del ambiente que asegure el ingreso de aire limpio, no dormir con el brasero encendido dentro de la habitación y retirarlo de la vivienda antes de descansar.

El monóxido de carbono se produce con cualquier artefacto que utilice material combustible (gas, petróleo, carbón, kerosén, nafta, madera, plásticos) cuando se quema en forma incompleta. Por lo tanto, quedan incluidos en la lista de dispositivos a tener en cuenta los calefones, termotanques, calderas, estufas, braseros, salamandras, cocinas, anafes, calentadores, parrillas a leña o carbón, hornos a gas o leña, motores de combustión (vehículos, motosierras, generadores eléctricos, entre otros).

Cuando el monóxido de carbono ingresa al organismo pasa a la sangre, ocupando lugar e impidiendo que el oxígeno se libere hacia los tejidos. «No es que la persona no tiene oxígeno, lo tiene pero no lo puede usar entonces empieza a sufrir el cerebro y el corazón. Pueden aparecer mareos, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, la persona se puede desmayar y entrar en coma», precisó un especialista al enumerar la lista de síntomas a tener en cuenta, entre los que se incluye somnolencia, debilidad, cansancio, pérdida del conocimiento, convulsiones, palpitaciones, dolor de pecho y paro cardiorrespiratorio.

Fuente: LMN

Loading