Concejo Deliberante de Plottier – Se aprobó la adhesión a la Ley Provincial Nº 3076 de Alerta Hídrica

“La ordenanza aprobada y discutida en el Concejo es el reflejo de la preocupación por un tema que ocupa cada vez más la agenda política de las ciudades. El cambio climático produce escenarios preocupantes no solo para la naturaleza sino también para las personas y la economía.

Está ordenanza se propone desde lo posible una fuerte intervención en educación ambiental y difusión de la emergencia hídrica. La municipalidad dispone de la estructura para hacerlo, una Subsecretaría de Educación y una Radio Pública que debe estar al servicio de la comunidad. No es una ordenanza meramente declarativa, porque puesta en funcionamiento permite hablar cada vez más de estos temas. Se necesita un abordaje integral y fuerte sobre está sequía.

Es necesario que los municipios se involucren con la crisis hídrica. En especial, Plottier, que es la segunda ciudad de la provincia en cantidad de habitantes.

Agradezco los diálogos construidos con los concejales para lograr esta aprobación”, Declaró Luis Callejas, Lic. en Saneamiento Ambiental y responsable de presentar el proyecto en el Concejo Deliberante.

 

El día viernes 23 de julio de 2021 la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) declaró por unanimidad la Emergencia Hídrica en la cuenca de los Ríos Limay, Neuquén y Negro y determinó que el aprovechamiento hidroeléctrico será única y exclusivamente bajo los caudales mínimos que garanticen agua para el abastecimiento de las ciudades, riego e industria.

 

Esto significa que el caudal del Río Limay se encontrará con valores alrededor de los 300 m3/seg., muy por debajo de la media normal cercana a los 600 m3/seg., y resulta fundamental realizar una gestión de emergencia de un recurso estratégico como es el agua, no solo por la importancia que tiene para el sostenimiento de la estructura y funcionalidad de los ecosistemas y los seres vivos, sino también por el abastecimiento de agua potable para las comunidades,  el riego y el abastecimiento de agua para la industria.

 

Asimismo, la combinación de caudales por debajo del promedio normal y  el funcionamiento inadecuado de plantas de tratamiento de efluentes cloacales puede generar valores de indicadores microbiológicos como coliformes fecales, muy por encima  de lo establecido para las zonas recreativas como los balnearios de los Ríos Limay, Neuquén y Negro, afectando la salud de la población.

 

A lo antes expuesto se le suma la pandemia de COVID–19 y la crisis socio-económica derivada de ella que podría generar una mayor dependencia por parte de la comunidad para hacer frente a la recreación en zonas de turismo de cercanía a las cuencas de los Ríos Limay, Neuquén y Negro.

 

Por todos estos motivos es importante, y urgente, adoptar en la Provincia de Neuquén  y en la Ciudad de Plottier políticas públicas con enfoque en mitigación y adaptación al cambio climático que disminuyan la vulnerabilidad de las comunidades y mejoren las capacidades adaptativas de las mismas. Para ello, es indispensable que los gobiernos locales puedan reforzar la respuesta en el corto  plazo para hacer frente a la preocupante disminución de caudal de los ríos.

 

Es necesario intervenir anticipadamente a los fines de prevenir  baja presión en la red, abastecimiento deficiente de agua potable en barrios de la Ciudad, aumento de los niveles de contaminación del río por disminución del caudal, aumento de la eutrofización de antiguos causes como la Laguna Elena, aumento de la probabilidad de incendios en pastizales y bosques ribereños, afectación a las economías que dependen de la temporada de verano, mayor probabilidad de ocurrencia de accidentes por la utilización de vehículos acuáticos, afectación a la agricultura familiar y circuitos económicos que dependen de la producción local, entre otros.

 

Luego de su tratamiento, el cuerpo Legislativo en su mayoría, aprobó la adhesión a la Ley de Emergencia Hídrica.

37 vistas 1