Comisión de Mujeres de Chile rechaza en Diputados despenalización de aborto hasta semana 14 pero el proyecto pasa al pleno

La Comisión de Mujeres y Equidad de Género de la Cámara de Diputados de Chile rechazó hoy, con siete votos en contra y seis a favor, y después de siete meses de discusión, el proyecto de despenalización del aborto sin restricciones hasta la semana 14 de gestación.

Ahora, la iniciativa pasará para su debate en sesión plenaria en las próximas semanas, y aunque llega con recomendación negativa de la Comisión, abre la puerta a modificar el sentido general de la votación.

A lo largo de estos meses los detractores del proyecto manipularon la discusión, ya que aseguraban que promovía el «aborto libre», a pesar de que lo único que proponía era dejar de criminalizar a las mujeres., sin establecer el derecho al aborto libre, seguro y gratuito que rige en Argentina y en Uruguay.

Durante la votación de este lunes, volvieron a quedar en claro que hay dos posturas irreconciliables. Una es la las diputadas conservadoras que insistieron en defender la vida «desde la concepción» y en denunciar el supuesto «daño físico y sicológico» que padecen las mujeres que deciden interrumpir de manera voluntaria sus embarazos.

Las legisladoras feministas, por el contrario, advirtieron la necesidad de que las mujeres tengan autonomía sobre su cuerpo y dejen de ser penalizadas y estigmatizadas por abortar.

«Este pañuelo verde no es una moda, recuerda a tantas mujeres que han luchado y que perdieron la vida en abortos clandestinos. No queremos más eso en Chile», dijo la diputada Maya Fernández al enarbolar el símbolo de esta lucha y argumentar su voto.

En el mismo sentido, La diputada Camila Rojas recordó que el derecho al aborto no es un tema nuevo para los feminismos, ni en Chile ni en el resto del mundo . «Lo que ocurre cuando el aborto no está despenalizado es que las mujeres estamos sometidas a la clandestinidad y al estigma, lo que buscamos es terminar con eso, gran parte de los daños y secuelas vienen por no poder decirlo, por la clandestinidad», explicó.

 

Por otra parte, la diputada María José Hoffman aseguró que la mujer posee autonomía sobre su cuerpo, no sobre quien está en su vientre. «El aborto nunca va a ser una solución, me parece triste que está Comisión quiera atentar contra la vida de una persona por nacer», acusó al justificar su voto en contra a partir de conceptos que repitieron otras legisladoras.

El camino

Las luchas de los colectivos feministas de Chile lograron que el pasado 13 de enero la Comisión de Mujeres y Equidad de Géneros de la Cámara de Diputados comenzara a debatir el proyecto.

En caso de ser aprobado, implicaría la modificación del Código Penal que hasta ahora solo reconoce la interrupción voluntaria del embarazo por tres causales: violación, peligra de vida de la mujer e inviabilidad fetal.

Matrimonio igualitario y despenalización del aborto: ¿el inesperado 'legado' que podría dejar Piñera en Chile?

La despenalización parcial fue aprobada en 2017, ya que hasta entonces la práctica estaba penalizada por completo, pero desde entonces el movimiento de mujeres del Chile ha denunciado que las causales son insuficientes porque las mujeres siguen siendo criminalizadas y estigmatizadas cuando quieren ejercer este derecho.

La meta, al amparo del lema «no bastan tres causales» es lograr que las mujeres dejen de estar penalizadas por abortar sin otro tipo de justificación más que su voluntad.

El análisis y debate de la iniciativa en la Comisión de Mujeres y Equidad de Género fue accidentado, ya que en principio había acordado que tendría un dictamen el 21 de abril, pero cuando comenzaron las audiencias, que se llevaron a cabo de forma virtual debido a la pandemia, varias diputadas advirtieron que el tiempo de cada reunión resultaba insuficiente para repreguntar a quienes exponían tanto a favor como en contra.

Así, hasta hoy se realizaron 11 sesiones en las que se escucharon posiciones a favor y en contra en una treintena de exposiciones por parte de profesionales de la salud, representantes de la academia, del Poder Judicial, instituciones y organizaciones no gubernamentales.