Chile: una encuesta reflejó un rechazo mayoritario al borrador de la nueva Constitución

Un sondeo reciente ha determinado que la mayoría de los chilenos se opone a los cambios reflejados en el borrador de la nueva Constitución del país antes del referéndum del próximo mes.

Según la encuesta de Pulso Ciudadano, publicado a última hora del viernes, alrededor del 45,8% de los encuestados planea votar el 4 de septiembre en contra de la Carta. Solo un 32,9% ha asegurado que respaldará la Constitución, mientras que el 15,7% está indeciso.

La nueva Constitución se redactó en respuesta a las protestas masivas de 2019-2020 contra la desigualdad y los servicios públicos deficientes.

Sin embargo, el documento no logró obtener el apoyo que muchos esperaban, lo que llevó a los aliados del Gobierno a proponer una serie de cambios en sus puntos más controvertidos en un intento por influir en la votación del próximo mes.

Un ataúd de cotillón dice: "El funeral de la Constitución del 80" en una protesta a favor del Sí en el referéndum del 4 de septiembre (REUTERS/Ivan Alvarado)Un ataúd de cotillón dice: «El funeral de la Constitución del 80» en una protesta a favor del Sí en el referéndum del 4 de septiembre (REUTERS/Ivan Alvarado)

Mientras que los partidarios de la nueva Carta dicen que fortalecería los derechos sociales y protegería el medio ambiente, los detractores advierten que desalentará las inversiones y frenará el crecimiento económico.

Los inversionistas observan de cerca las encuestas en el período previo a la votación. La política chilena, incluida cualquier noticia sobre el plebiscito, será el principal impulsor de los movimientos de los bonos domésticos este mes, según una encuesta de Bloomberg News hecha a operadores y analistas.

Cada vez hay más señales de que la incertidumbre sobre la Carta magna de Chile podría persistir mucho más allá del referéndum, en tanto que el presidente Gabriel Boric ha prometido buscar una nueva reescritura constitucional si la propuesta actual es rechazada.

Mientras tanto, el Congreso aprobó recientemente un proyecto de ley que reduce las mayorías legislativas necesarias para modificar la carta orgánica actual. Los legisladores también están impulsando una propuesta para darle al presidente más libertad de acción para sentar las bases de una nueva Constitución.

El presidente Gabriel Boric en una fotografía de archivo (REUTERS/Luisa Gonzalez)El presidente Gabriel Boric en una fotografía de archivo (REUTERS/Luisa Gonzalez)

Boric pide “unidad”

La Administración de Boric, que ha reiterado que tanto la opción de aprobar como la de rechazar la Carta constitucional son legítimas, se enfrenta a una acusación de la Contraloría General de Chile de haber utilizado fondos públicos para instar a la gente a votar a favor.

Este sábado, Boric apeló a la “unidad” ante el referéndum, una de las votaciones más cruciales y polarizadas desde el fin de la dictadura.

El compromiso del libertador Bernardo O’Higgins “de trabajar incansablemente por la patria, por la unidad de la patria, es algo que en estos momentos en donde hay división, tenemos que rescatar”, aseguró el mandatario en el sur, en la conmemoración del natalicio del que es considerado uno de los “padres de la Patria”

“Es en la unidad de Chile donde sale lo mejor de los chilenos y chilenas y lo mejor de nuestra patria”, agregó Boric.

La encuesta Pulso Ciudadano se aplicó a 2.089 personas del 16 al 19 de agosto. Tiene un margen de error de más o menos 2,1 puntos porcentuales.

El texto de 388 artículos y 178 páginas de la propuesta de Constitución que va a ser próximamente sometido a referéndum en Chile ha despertado tal interés que en kioskos de distribución gratuita se vieron filas tan largas de interesados como en la apertura de la primera tienda Ikea en Sudamérica esta semana en Santiago.El texto de 388 artículos y 178 páginas de la propuesta de Constitución que va a ser próximamente sometido a referéndum en Chile ha despertado tal interés que en kioskos de distribución gratuita se vieron filas tan largas de interesados como en la apertura de la primera tienda Ikea en Sudamérica esta semana en Santiago.

Más de 15 millones de chilenos están llamados a las urnas el 4 de septiembre para decidir si desean aprobar la nueva Constitución o mantener la actual, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y reformada parcialmente en democracia.

En esta oportunidad el voto será obligatorio, a diferencia del plebiscito de octubre de 2020, cuando era voluntario y la opción de redactar una nueva constitución ganó por casi un 80 %, con más de la mitad del padrón electoral.

Los analistas advierten que hay una bolsa de electores impredecible, que no acude a las urnas desde 2012, cuando el sufragio se hizo voluntario.

Antes de participar en el natalicio de O’Higgins, Boric dio una entrevista en Radio Macarena de Chillán, a 370 kilómetros de la capital, y reiteró su compromiso con “reformar” el nuevo texto si termina aprobándose.

Vista aérea de Santiago, capital de Chile (gettyimages)Vista aérea de Santiago, capital de Chile (gettyimages)

”Me (lo) voy a plantear desde una posición de humildad. No pueden haber vencedores y vencidos”, aseguró.

La nueva norma declara a Chile un Estado social de derecho, frente al Estado secundario del texto actual, y consagra derechos como salud pública y universal, educación gratuita, mejores pensiones y acceso a la vivienda y al agua.

El carácter plurinacional del Estado, la reelección presidencial, el sistema de justicia y la eliminación del Senado son algunos de los temas incluidos en el texto que generan más controversia.

Con información de EuropaPress

195 vistas 1