Casi el 90% de la deuda de Neuquén quedó atada a la suba del dólar

El gobernador Omar Gutiérrez terminará su último año de mandato con una creciente presión de los servicios de deuda pública. La ya importante cifra de intereses y amortizaciones que tenía previsto pagar la provincia de Neuquén en el 2023, de 69.850 millones de pesos, aumentará por la incertidumbre por el aumento del dólar y una inflación que no merma.

Según la información oficial que envió el gobierno a los diputados para pedir la autorización que le permite utilizar el dinero del fondo anticíclico en cubrir baches de financiamiento, un 95% del stock de deuda pública se encuentra sujeta a «variables macrofiscales que dependen y están condicionadas a la realidad económica argentina y a las decisiones de políticas públicas que lleve adelante el Estado Nacional».

El desagregado de ese escenario revela que un 89% de los vencimientos están relacionados de manera directa con el precio del dólar, ya sea por tratarse de deuda originalmente denominada en dólares (como los títulos internacionales Ticade y Tideneu que tiene emitidos la provincia) o porque el pago se ajusta a su variación (dólar linked).

En el presupuesto de este año, el gobierno había indicado que ese porcentaje era del 82%, pero la emisión de Letras del Tesoro que hizo a finales de marzo incluyó más de 5.400 millones de pesos en instrumentos dólar linked más tasas de interés de entre el 2,49% y el 6% que pagará en forma trimestral desde el mes que viene. La amortización, en cambio, quedará toda para el gobierno de Rolando Figueroa, en 2024 y 2026.

La otra porción de deuda sujeta a las variables macroeconómicas nacionales es el 6% que se ve afectada por la inflación, dado que el capital ajusta de acuerdo al Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER).

El gobierno encontró en este instrumento un buen aliado para sus últimas emisiones, luego de que se autorizara su utilización para las provincias en el 2021.

En números

$14.730millones destinó la provincia en el primer trimestre al pago de servicios de deuda, entre intereses, capital y comisiones.

«Con los crecientes niveles de inflación que impactan en mayor proporción en los gastos que en los recursos de nuestra jurisdicción -lo que le demanda niveles crecientes de financiamiento- las posibilidades del Tesoro Provincial para asistir al déficit creciente del ISSN se tornan insostenible, afectando por otro lado en mayor o menor medida su capacidad de atender sus propias obligaciones de pago vinculadas a la deuda pública», justificó el gobierno a los diputados el pedido para tomar dinero del fondo anticíclico.

El martes se espera que el ministro de Economía, Guillermo Pons, envíe a la comisión de Presupuesto un informe sobre los servicios de deuda que restan para este año y los proyectados para el 2024 y 2025, que serán aún más elevados. Figueroa ya tomó nota de la presión que ejercerá la deuda pública en su gestión e incluso anticipó que buscará un «aplanamiento» de la curva de vencimientos.

Fuente: Diario RN

Loading