Copa América: fuerte operativo para Argentina-Brasil, el partido más custodiado

0
72

A partir de las 21:30 el estadio “Mineirao” de Belo Horizonte será el lugar donde Brasil y Argentina se midan en la primera semifinal de Copa América. Un fuerte operativo policial se llevará a cabo lo que transforma al partido en el más custodiado del torneo.

El árbitro ecuatoriano Roddy Zambrano dirigirá el partido, asistido por Christian Lescano y Byron Romero, mientras que como cuarto árbitro estará el uruguayo Esteban Ostojich y para el VAR fueron designados los uruguayos Leodán González y Nicolás Tarán, y el venezolano Jesús Valenzuela.

 

Para este torneo, la organización creó lo que se denominó “Batallón de Copa América”. Eso está integrado por la policía militar. “Pero además, están los efectivos de la policía de Belo Horizonte, el escuadrón de policía de choque y también la seguridad privada del estadio. Creemos que eso va a garantizar que todo se pueda dar sin inconvenientes. Entre todos esos cuerpos habrá unos 2.000 agentes”, contó el mayor Flavio Santiago, vocero de la policía local.

La particularidad de este cruce, a diferencia de lo que ocurrió en cuartos de final, es que en caso de empate en los 90 minutos reglamentarios, habrá alargue (dos tiempos de 15) y luego penales.

El partido tendrá un operativo especial con 1500 efectivos, perímetro vallado a 300 metros del estadio, 20 aparatos tecnológicos puestos en los dos ingresos principales para cazar barras con derecho de admisión, dos helicópteros, drones con cámaras de reconocimiento facial de última generación y varios escuadrones de los famosos BOPE (Batallón de Operaciones Policiales Especiales).

 

Habrá cerca de 7000 argentinos alentando a la albiceleste. El resto serán todos brasileños que agotaron las ubicaciones restantes del estadio Mineirao.

 

Se establecieron 700 stewards, efectivos de seguridad privada, que controlarán cada movimiento. Fuera del estadio habrá 650 hombres de la Policía Militar de Belo Horizonte y el resto será para las fuerzas más pertrechadas, las de la Policía Federal de Brasil, con 150 uniformados patrullando los accesos pero también los puntos habituales de reunión como la Plaza de la Libertad.

La Canarinha nunca ha perdido la Copa América como local y su hinchada le exige mantener la estadística. La Albiceleste, que no gana el torneo desde Ecuador-1993 pero acumula 14 títulos, puede golpear duramente a su eterno rival, si es que el astro Lionel Messi, por fin, despierta.