“Estamos tan envenenados por la extrema izquierda que el orden es considerado fachismo”

0
13

En #Confesiones, el escritor Marcos Aguinis reflexionó sobre los efectos regionales del triunfo electoral de Jair Bolsonaro en Brasil. Además, analizó la crisis económica que atraviesa la Argentina y aseguró que existe un crecimiento de la violencia en el país.

En diálogo con Cristina Pérez, Aguinis observó que la elección en Brasil “habla de un cambio importante en la región y el hemisferio americano y revela que no siempre lo que se dice antes de una elección es lo que se hace después”.

“Bolsonaro tenía una forma de expresarse provocativa y ofensiva. Sin embargo, da la sensación que a partir de la elección, eso quedó en el pasado y va a intentar realizar una gestión completamente diferente y buena”, argumentó el entrevistado.

Al mismo tiempo, el autr valoró positivamente la designación del juez Sergio Moro como futuro ministro de Justicia del gobierno de Jair Bolsonaro.

A su vez, Aguinis advirtió que hubo “un apresuramiento de cierto sector del periodismo que criticó al juez”. “Moro no deja la Justicia, se apropia de un instrumento que le va a resultar muy útil para limpiar a Brasil de la corrupción”, subrayó.

Asimismo, el psicólogo remarcó que “la diferencia entre derecha e izquierda es arcaica”. A su juicio, los defectos y las virtudes de ambos bandos se cruzan y lo que pasa en Brasil “no se puede catalogar en ninguno de los dos”.

Por otro lado, el escritor trazó un paralelismo entre el país vecino y la Argentina en materia de justicia. “La Argentina está esforzándose en restablecer la Justicia como debería funcionar. Lo que ha ocurrido en los últimos meses difícilmente se encuentre en nuestra historia. En ese sentido, cree que ambos países coinciden en la lucha contra la corrupción”, acotó.

En ese sentido, el ex secretario de Cultura afirmó que Argentina “ha desarrollado mucho la violencia últimamente” y sus ciudadanos deberían inculcarse “que la violencia no aporta nada positivo”.

“La sociedad argentina está demostrando en estos momentos cómo se la está bancando para soportar las dificultades que actualmente nos golpean. No quiere la violencia. Incluso de ha visto en las manifestaciones contra el Congreso, que hubo mucha gente que se retiró de la plaza porque no les gustó la violencia”, agregó.

Aguinis también consideró que es necesario “condenar a los políticos que no han tenido el coraje de condenar claramente esta violencia”. Bajo su punto de vista, “quienes aparentemente apoyaban estas manifestaciones no tuvieron la sinceridad y la valentía de decir que eso está mal”.

“Algunos kirchneristas que hablaban con mucho dolor dentro de la Cámara y se quejaban del momento que vive el país, al rato estaban afuera haciendo chistes y riéndose, mostrando que actuaban con mucha hipocresía”, sostuvo.

Por último, el psiquiatra señaló que los desafíos del país “son muchos y difíciles” ya que “Argentina está pasando por una etapa muy complicada”.

Para el médico, la toma de decisiones se torna compleja porque “el país está atrapado por una serie de cadenas que le impiden moverse en una dirección u otra” y cualquier medida que tome el Gobierno “puede ser claramente criticada desde todos los sectores”.

“Tenemos que lograr que haya orden. Estamos tan envenenados por pensamientos de extrema izquierda que apoyar esa lógica es considerado como fachismo. Y no es así. Es el camino correcto y que tenemos que transitar”, concluyó.