¿Adiós a los cortes de calle y a la entrada de inmigrantes?

0
9

Un nuevo tema se abre al debate en el marco de las reformas al Código Penal que enviará este mes el Ejecutivo al Congreso. Se trabajó un año y medio para esta iniciativa. Con estos cambios, pasará de 320 artículos a 540 y buscará sistematizar leyes con contenido penal que estaban diseminadas en diferentes partes.

En en escenario que nada tiene de tranquilo en el país y acercándose los tiempos políticos de campaña, un tema desvela al Presidente Mauricio Macri y es el de ordenar más el espacio público y regular el tema de los inmigrantes.

Una iniciativa del Poder Ejecutivo se presentará en  relación a ese tópico y consiste en subir las penas por cortar el tránsito y crear el delito de incumplimiento de la prohibición de ingresar al país para los migrantes.    Desde el oficialismo testearon y les parece que al impulsar estas discusiones tendrán el apoyo de buena parte de la opinión pública.

Un funcionario de muy alto rango del gobierno, comentó a medios nacionales: “Es un Código Penal que defiende valores que venimos planteando, el valor de la convivencia en la calle que ha tenido muy pocas sanciones. Eso tiene que empezar a cambiar. Y los extranjeros que violan la ley, reincidentes, deben tener consecuencias“.

Según fue detallado, el proyecto aumenta la escala penal de un máximo de dos años a entre seis meses y tres años de prisión por “entorpecer o detener” sin autorización, la marcha de medios de transporte público y también de los privados. Con esa redacción el corte no constituiría delito únicamente si interrumpe el tránsito de privados con el permiso del Estado. A su vez el juez interviniente tendrá que analizar en cada caso la urgencia del reclamo, la posibilidad de vías de circulación alternativas, que no se cometan daños y lesiones, que no se impida “el ejercicio de derechos personalísimos“, entre otras cosas.

Una de las principales preocupaciones del Gobierno. Desde agosto a esta parte, en las últimas semanas funcionarios advirtieron que las marchas con cortes vienen incrementándose exponencialmente y que el control de la calle se convirtió en algo complejo.

El contexto de efervescencia política sumado a la crisis económica, dinamizaron las protestas. Las organizaciones sociales replicaron las acusaciones y lo atribuyeron a una estrategia para criminalizar la protesta.

Menos extranjeros. En cuanto a la llegada de inmigrantes a nuestro país, se incluye en el proyecto una figura agravada para aquellos que utilizan documentación falsa y para quienes incumplan la prohibición de reingresar a Argentina luego de una expulsión por sentencia condenatoria judicial. En la normativa actual no constituye delito, con la nueva ley pasaría a tener una pena de uno a cuatro años de cárcel.

Endurecer la ley migratoria, será otro tópico a debatir con un sector del peronismo para agilizar las expulsiones.    La lupa volvió a posarse sobre los extranjeros en época de crisis. La semana anterior, Bullrich, Rogelio Frigerio y el propio Miguel Pichetto pidieron que los detenidos en los incidentes frente al Congreso sean expulsados del país, de haber pruebas contundentes que los incriminen. (Redacción especial Minuto Neuquén)