Antes de declarar, Cristina Kirchner sostuvo que hay “un plan sistemático para demonizarla”

0
24

El Tribunal Oral Federal (TOF) 2 rechazó el pedido para que su declaración sea televisada para todo el país, pero Cristina Kirchner redobló la apuesta. Un día antes de asistir a la audiencia en los Tribunales Federales de Comodoro Py, adelantó en las redes sociales el argumento que usará cuando se siente en el banquillo de los acusados: a solo ocho días de asumir como vicepresidenta, dirá que ella es una perseguida política.

“Mañana, en Comodoro Py, tendrá lugar una audiencia oral del caso paradigmático de lawfare en la Argentina: la causa conocida mediáticamente como de la obra pública”, tuiteó Cristina Kirchner en referencia al uso político del sistema judicial para deslegitimar a un político.

Cristina Kirchner

@CFKArgentina

Mañana, en Comodoro Py, tendrá lugar una audiencia oral del caso paradigmático de Lawfare en la Argentina: la causa conocida mediáticamente como de la “Obra pública”…

8.009 personas están hablando de esto

Las mentiras, difamaciones y descalificaciones sobre mi persona fueron planificadamente publicadas y televisadas en vivo y en directo“, aseguró la dos veces presidenta de la Nación, que el 10 de diciembre volverá a formar parte de un gobierno, pero como vicepresidenta.

El TOF 2 abrió el debate el 21 de mayo en el que juzga si Cristina fue jefa de una asociación ilícita conformada entre 2003 y 2015 por la que durante el kirchnerismo se organizó el reparto de licitaciones de obras viales a favor de Lázaro Báez, dueño de Austral Construcciones y a la vez socio de los Kirchner, por un total de $46.000 millones.

“Desde la filtración anticipada de las resoluciones de Julián Ercolini -el juez mutante de instrucción- hasta la lectura en vivo y en directo del escrito del fiscal, plagado de descalificaciones impropias para esta clase de presentaciones, autorizada por el TOF 2″, continuó.

“En la Argentina, como en el resto de América Latina, la articulación de los medios de comunicación hegemónicos y el aparato judicial con el objetivo de demonizar y destruir a los líderes de los gobiernos populares y democráticos, se ha transformado en un plan sistemático”, concluyó Cristina un día antes de declarar en Comodoro Py.