Nicolás Maduro está desarmando a la Fuerza Armada mientras entrega fusiles a la Milicia Bolivariana y a los obreros

0
19

Dos hechos recientes, con quince días de diferencia, demuestran la premura que tiene Nicolás Maduro en desarmar a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). Una fue el 12 de noviembre, cuando dijo “tenemos 321.433 fusiles que están siendo distribuidos por las vías seguras de la FANB para nuestros milicianos”. La otra fue el 29 de noviembre, en el marco de la clausura del I Encuentro Ferroviario, cuando ordenó entregar 13 mil fusiles para los cuerpos de combatientes de Guayana.

Hay que destacar que la Milicia Bolivariana es el ejército pretoriano de Nicolás Maduro y por ello depende directamente de la Presidencia de la República y Comandancia en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Operativamente es dirigida por el Comando Estratégico Operacional (Ceofanb) y administrativamente depende del Ministro de la Defensa.

El artículo 324 de la Constitución destaca que solo el Estado puede poseer y usar armas de guerra. “La Fuerza Armada Nacional será la institución competente para reglamentar y controlar, de acuerdo con la ley respectiva la fabricación, importación, exportación, almacenamiento, tránsito, registro, control, inspección, comercio, posesión y uso de otras armas, municiones y explosivos”.

Y el artículo 328 le da a la Fuerza Armada la responsabilidad de “garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional, de acuerdo con esta Constitución y la ley”, a la vez que deja claro que los componentes son: el Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional.

A medida que se acerca el fin de año, más preocupación parece haber en el Gobierno y principalmente en la presidencia de la República, desde donde se ha ordenado entregar armas a la Milicia, es decir las armas de la República colocarlas en manos de civiles, violando la Constitución.

Nicolás Maduro con militares (@PrensaFANB)

Nicolás Maduro con militares (@PrensaFANB)

Armas para los obreros

Maduro siempre ha querido armas a los civiles, porque nunca ha confiado en la Fuerza Armada de quien resiente que es una institución donde Hugo Chávez siempre fue considerado su máximo líder; aún es así.

Es por ello que el 17 de abril 2015 Maduro le preguntó a los trabajadores de lo que alguna vez fueron las poderosas empresas básicas de la Corporación de Guayana, si estaban dispuestos a tomar un fusil y defender la patria con su propia vida. Eso fue en el marco del Consejo Presidencial realizado en el estado Bolívar. Ese día designó una Comisión Presidencial para dirigir el Plan Guayana Socialista, y colocó en la jefatura del mismo al entonces presidente de Pdvsa, Eulogio del Pino, quien hoy está preso en los tenebrosos sótanos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

Más de cuatro años después, el 29 de noviembre 2019, en el marco de la Clausura del I Encuentro Ferroviario y Modo de Tracción por Cable en compañía de los CPT de las Empresas Básicas de Guayana, ordena la entrega de fusiles para civiles.

“Compañero G/J Vladimir Padrino López estoy de acuerdo con la visión de los Cuerpos Combatientes. Compañero mayor general Bernal Martínez. En el caso de Guayana es un buen ejemplo y ensayo. Cada fábrica un cuartel. Por eso ordeno que se le entregue por la vía de reglamento militar, como está legalmente establecido, los 13 mil fusiles que se han seleccionado para la clase obrera de Guayana y los Cuerpos de Combatientes de Guayana de manera inmediata y asista el ministro Padrino y el general Bernal a un acto especial en Guayana con motivo de los cuerpos combatientes”, dijo Maduro.

“Mientras mejor preparados estemos, mientras mejor armados estemos, para defender la patria del imperialismo norteamericano y de la oligarquía colombiana, garantizaremos la paz, la producción y el progreso en nuestra amada patria”.

Aseguró que tiene información “de que el gobierno colombiano con el Comando Sur para tratar de desviar la atención en Colombia del alzamiento popular contra Iván Duque, están pensando en actos de provocación en la frontera colombo venezolana. Toda la Fuerza Armada debe ser puesta en alerta”.

Más de 300 mil fusiles

El 12 de noviembre en la Jornada de Orientación e Interacción con las Unidades Populares de Defensa Integral (UPDI), Maduro estuvo flanqueado a la derecha por el Ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, y del otro lado por el Jefe del Comando Estratégico Operacional, almirante Remigio Ceballos Ichaso.

Nombró a cada uno de los oficiales presentes, quizá para que no quedara duda de que quienes estuvieron ahí. MG Jesús Mantilla Oliveros, segundo comandante del Ceofanb, así como a los comandantes generales de los componentes: MG José Rodríguez Cabello (Ejército), almirante Almirante Giuseppe Alessandrello Cimadevilla (Armada), MG Pedro Alberto Juliac Lartíguez (Aviación), MG Fabio Zavarce Pabón (Guardia Nacional). También el MG Gregorio Bernal Martínez, comandante de la Milicia. La almirante Erika Virgüez, viceministra de los servicios del Ministerio de la Defensa. El almirante Eladio Jiménez Ratia, viceministro de Educación para la Defensa. MG Ana Mercedes Castillo de Durán, viceministra de Planificación y Desarrollo. MG Kevin Nicolás Cabrera Romero, Inspector General de la Fuerza Armada. MG Víctor Augusto Palacios García, Contralor de la FANB.

MG José Adelino Ornellas Ferreira, secretario del Consejo de Defensa de la Nación (Codena) y secretario del Consejo de Estado. MG Juan Manuel Texeira Díaz, comandante de Defensa Aeroespacial Integral. MG Domingo Antonio Larez, comandante REDI capital. GD Félix Osorio Guzmán, rector de la Universidad Militar Bolivariana. Destacó la presencia del presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, Mayor retirado (Ej) Francisco Ameliach Orta, que Maduro presentó como coronel de la Milicia. Y mencionó la presencia de los directores conjuntos del Ceofanb.

Los otros oficiales presentes, fueron los directores conjunto: MG Dilio Rafael Rodríguez Díaz (Operaciones), MG Hernán José Gil Barrios (Orden Interno), GD César Augusto Figueira Peralta (Logístico operacional), GD Henry Alfonso Landaeta García (Fuerza de Choque), VA Raúl Rey Rivera Moncada (personal), GD Oswaldo José Aquino Lamont (Régimen Especial de Seguridad), GD Jesús Rafael Salazar Campos (Apoyo al Desarrollo Nacional), GD James Frederick Solis Martínez (Planificación), GD José Gregorio Pérez Malavé (Adiestramiento), GD Álvaro Enrique Prieto Ochoa (Doctrina), GD Wilmer Nabor Hernández Aquino (Inteligencia), GD Carlos Enrique Clemente Miranda (Ingeniería), VA Arnel Flores García (Ciberdefensa), GD Miguel José Morales Lozada (Puesto general de comando), Ricardo Aarón Negrón Rivas (Geografía u cartografía), VA Jesús Quintero Martínez (Reserva y movilización), GD Oscar Enrique Cortés Silva (director Medios de Milicia), GB Rubén Eduardo Díaz Marcano (ayudante general Ceofanb). Además, toda la jefatura de la Milicia.

Aseguró que tienen “organizados, alistados, prestos para el combate y la defensa de la patria y la Constitución y la paz del país, tres millones 295 mil 335 milicianos”, destacando que para el 17 de diciembre esperaban tener tres millones pero que la meta se ha adelantado. Además, han pasado de 50 mil UPDI a 63 mil 890.

Mientras Maduro daba esas cifras, Padrino y Ceballos, con rostros casi inexpresivos no se atrevieron ni siquiera a asentar. Allí estaba parte importante del generalato oyendo cómo se habla del futuro y los planes de la Milicia para el año 2020, que ni siquiera es formalmente un componente constitucionalmente reconocido. Maduro debió apelar a dirigirse imaginariamente a Hugo Chávez para que sonaran los aplausos.

El general Bernal Martínez después de algunos tartamudeos, habló de Bolívar, el sueño de libertad, entre otras cosas. “Nuestra milicia bolivariana está compuesta del campesino, del obrero, del trabajador, del mismo soldado, del pueblo hecho ese ejército del legado de Bolívar, Zamora y Hugo Chávez”.

Tratando de justificar la existencia de la Milicia se refirió al artículo 326 de la Constitución Bolivariana, “la corresponsabilidad del Estado con el pueblo en la defensa integral de la patria, se forma esta Milicia Bolivariana en los siete ámbitos del poder”. La verdad es que ese artículo no se refiere a ello.

“El principio fundamental de la Milicia es la territorialidad”, dijo. Leyó algunos puntos que tenía en apuntes. “En lo militar, las UPDI se entrenan los fines de semana, en el Método Táctico de Resistencia Revolucionaria”, a la vez que dijo que se han formado 800 instructores con la Universidad Militar para ello.

Quizá lo más importante de lo que dijo el general Bernal es que “la visión es construir el Plan de defensa, así como el entrenamiento y adiestramiento en distintos sistemas de armas de la FANB, sobre todo los Igla-s, junto con nuestro CODAI han adquirido esta experiencia y capacitación”.

Dijo que la Base Popular de Defensa Integral (BPDI), de las que hay 14 mil 383, “está geográficamente ubicado en las escuelas, por ser un epicentro de comunidad visible para poder controlar las actividades”.

Además, hay “mil 141 Agrupamiento Popular de Defensa Integral (APDI)” que cubren igual cantidad de parroquia, según explico el general Bernal.

Maduro por su parte dijo: “Tenemos 321.433 fusiles que están siendo distribuidos por las vías seguras de la FANB para nuestros milicianos”. Agregó que “le he dado la orden al Estado Mayor Superior para que a partir del 14 al 24 de noviembre y del 25 de noviembre al 31 de diciembre, activemos el Plan de Fortalecimiento y Reforzamiento, del Patrullaje y Vigilancia de Calle para garantizar la paz y navidades felices de Venezuela”.

“A todas las 63 mil 890 unidades populares de defensa debe dársele la orden de operaciones para cumplir su misión de patrullaje armado de las avenidas y calles de toda Venezuela”, ordenó Maduro.

“Tenemos 321 mil 433 fusiles que están siendo distribuidos por las vías seguras de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para nuestros milicianos”, dijo agregando que se llegaría al momento en que cada miliciano tenga un arma.