Gutiérrez firmó convenios para áreas rurales por más de 24 millones de dólares

0
38

Se trata de un proyecto para electrificación en áreas rurales y otro de gestión integral de riesgos en el sistema agroindustrial rural.

El gobernador Omar Gutiérrez firmó esta tarde en Buenos Aires dos convenios a con la secretaría de Agroindustria de la Nación, con el objetivo de ejecutar el proyecto “Desarrollo Agropecuario en Áreas Rurales con Electrificación: Junín de los Andes-Las Coloradas”, y el Programa de Gestión Integral de los Riesgos en el Sistema Agroindustrial Rural (Girsar). Los acuerdos los suscribió con el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Etchevehere.

En rueda de prensa, el gobernador Omar Gutiérrez, ratificó que “acabamos de firmar dos convenios con la secretaría de Gobierno de Agroindustria de la Nación, dependiente del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, en los que el gobierno Nacional a través de acuerdos con organismos multilaterales de crédito, la provincia de Neuquén accede -a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), al financiamiento de 24 millones de dólares para llevar adelante dos obras que impactarán de lleno en la comunidad del interior de la provincia”. agregó que “una obra genera justicia social e igualdad de oportunidades, y otra es de gestión integral de riesgos en el sistema agroindustrial rural”.

El gobernador Omar Gutiérrez explicó que los convenios comprenden “una obra que genera justicia social e igualdad de oportunidades, y otra es de gestión integral de riesgos en el sistema agroindustrial rural”.

“Por un lado –señaló- la electrificación de áreas rurales del sur y centro de la provincia del Neuquén, abarcando los departamentos de Collón Curá, Catan Lil, Las Coloradas, Huiliches, Lácar, que incluye ciudades como Junín de los Andes, Las Coloradas, San Ignacio y El Salitral, entre otras”, y agregó que la obra “es  de aproximadamente 300 km de construcción y reconstrucción de líneas eléctricas, con un plazo de ejecución de dos años y será licitada y ejecutada a través del EPEN”, finalizó Gutiérrez.

Electrificación en la zona Sur

El propósito del proyecto es dotar de energía eléctrica por red a las zonas rurales del área del proyecto Sur, logrando que su uso contribuya a incrementar la productividad de los sistemas agropecuarios y a la incorporación de nuevas tecnologías. Está compuesto por tres componentes: infraestructura; capacitación y asistencia técnica; y fortalecimiento institucional.

El proyecto de electrificación se realizará con recursos provenientes del contrato préstamo Nº 3806/OC-AR, suscripto entre Nación y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que fuera aprobado por el decreto Nº 235 del 6 de abril de 2017 para la ejecución del programa de Servicios Agrícolas Provinciales IV (Prosap IV).

Su objetivo es contribuir a aumentar el desarrollo socio-productivo de las áreas rurales de Junín de los Andes, Pilo Lil, San Ignacio, El Salitral y Las Coloradas, a través del mejoramiento de los sistemas productivos existentes bajo un esquema de sustentabilidad económica, ambiental y social.

El fondo de la inversión se compone de un sub-préstamo de 13.482.204 dólares que se pondrá a disposición desde Nación y una contraparte de 4.509.857 dólares aportados por la provincia del Neuquén. Beneficiará en forma directa a 593 establecimientos agropecuarios, con una población beneficiaria total de 6.208 habitantes, tres escuelas, dos puestos sanitarios, una iglesia y un santuario.

La unidad ejecutora de la obra de infraestructura eléctrica será el Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN), mientras que la unidad ejecutora del componente de fortalecimiento institucional (comunidades y municipios) será el ministerio de Producción e Industria. El plazo de ejecución de obras del proyecto será de 24 meses.

El primer componente busca incorporar y/o mejorar la infraestructura eléctrica en los departamentos Huiliches, Catán Lil, Lácar y Collón Cura. Para ello está previsto realizar la construcción y repotenciación de 268 kilómetros de líneas aéreas de media tensión, 25 kilómetros de baja tensión, 79 sub-estaciones transformadoras, que totalizan 293 kilómetros de longitud, más la incorporación de dos estaciones transformadoras.

En tanto, la capacitación y asistencia técnica apuntará a temas de producción hortícola bajo cubierta, manejo de agua, uso racional de los recursos naturales y manejo sustentable, producción ganadera, adaptación al cambio climático como pilar de la producción sustentable, uso eficiente y seguro de la energía eléctrica. Las mismas se implementarán a través de seminarios, talleres, jornadas y servicios de asistencia técnica, que se brindarán en forma individual y grupal por parte de profesionales contratados para tal fin.

El componente de fortalecimiento institucional tiene por finalidad colaborar en el fortalecimiento del EPEN, brindándole los medios para la prestación de los servicios de operación y mantenimiento de las redes eléctricas incorporadas. Asimismo, se fortalecerá a las comunidades mapuche mediante la provisión de insumos y bienes de capital, que serán necesarios para la mejora productiva como así también para la diversificación de las producciones existentes.

Girsar

En cuanto al Programa de Gestión Integral de los Riesgos en el Sistema Agroindustrial Rural, los recursos provendrán del Contrato Préstamo BIRF N° 8867-AR, suscripto entre Nación y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), aprobado por el decreto Nº 1199 del 28 de diciembre de 2018, para la ejecución del Programa de Gestión Integral de los Riesgos en el Sistema Agroindustrial Rural (Girsar).

El objetivo es contribuir a fortalecer la resiliencia del sistema agroindustrial, en especial entre los productores más vulnerables, a través de la reducción de la vulnerabilidad y exposición de los productores a riesgos climáticos, sanitarios y de mercados.

En este proyecto, Nación aportará 5.100.000 dólares mediante un sub-préstamo, con una contraparte de la provincia del Neuquén de 1.450.000 dólares, contando con un plazo de ejecución de cinco años. Surge del Plan Integral de Mitigación de Riesgo, en el que se distinguen los programas de fortalecimiento del sistema provincial de prevención y mitigación de riesgo agropecuario; mitigación de riesgos en frutihorticultura, ganadería, apicultura y recursos forestales; y mitigación de riesgo sanitario de la cuenca del Limay.