De qué depende el desembolso del FMI y qué pasa si no llega a tiempo

0
17

La delicada situación que atraviesa la Argentina hace que el envío de los 5400 millones de dólares, correspondientes al que sería el sexto desembolso del Fondo Monetario Internacional (FMI), se convierta en la llave para poder cerrar el programa financiero de 2019. Dicho de otro modo: el Gobierno depende de ese dinero para no caer en default, una calificación que pondría en serios aprietos al presidente que asuma el 10 de diciembre. La fragilidad de la economía argentina se puso de manifiesto tras las elecciones PASO del 11 de agosto. No sólo subió el dólar, sino que se complicó la renovación de Letes y otros títulos de deuda de corto plazo. Los mercados leyeron incertidumbre política y reaccionaron mal.  Se calcula que, sin el desembolso del Fondo, al Gobierno le faltarían alrededor de 1500 millones de dólares para lograr cerrar el programa financiero de 2019, lo que podría profundizar la situación de deuda impaga que se inicio luego del reperfilamiento. Y la situación de las reservas del BCRA no ayuda: este lunes cerraron en 50.642 millones de dólares, lo que implica una sangría de más de 15.667 millones desde las PASO. PUBLICIDAD inRead invented by Teads Ahora bien, ¿qué hace falta para que el “Board” (la junta directiva) del organismo multilateral de crédito se decida a enviar ese dinero? Técnicamente, Argentina viene cumpliendo con las metas acordadas con el FMI: se redujo el déficit fiscal y la base monetaria tiende a 0. Quizás este último punto pueda ser el más discutible, luego de un incumplimiento en los objetivos para julio – agosto, pero tanto en el Banco Central como en Hacienda confían en que pueda compensarse. El presidente del BCRA, Guido Sandleris, afirmó hace unos días que “estamos en conversaciones con el Fondo para redefinir las metas” y añadió: “En agosto estuvimos muy cerca de la meta original. Las metas de cumplimiento obligatorio son trimestrales, por lo que no afecta al acuerdo con el FMI”. Saldada (o casi) la cuestión técnica y formal, la pregunta que resta es por qué hay dudas acerca de que se haga efectivo el desembolso. Hay quienes sostienen que el último desembolso iba a llegar esta semana y que el FMI decidió postergarlo hasta revisar la situación en la que quedó el país después de las elecciones. La última devaluación y los problemas que mostró el país para afrontar el pago de deudas -al punto de tener que “patear” los vencimientos de corto plazo- encendieron una primera luz roja. Pero, además, el posible cambio de color político en la Casa Rosada intranquiliza en el exterior. Fuentes cercanas al FMI aseguraron a este medio que todavía no hay novedades sobre el envío del dinero. “El contacto con las autoridades argentinas es estrecho y se están analizando las últimas medidas anunciada por el Gobierno. Como se ha dicho, el Fondo sigue al lado de la Argentina en estos momentos desafiantes”, dijeron.  Por otra parte, dado que el Fondo Monetario anunciará quién será su nuevo director el 4 de octubre -se presume que sería la búlgara Kristalina Georgieva- PERFIL consultó si este cambio de mandato puede incidir. La respuesta fue contundente: “La revisión (la del programa argentino o de cualquier otro país) no está condicionada con la llegada de un/a nuevo/a director/a”. “Cepo selectivo”: terminó la reunión de Sandleris con los dueños de los bancos En estos días, circuló la versión de que Hernán Lacunza aprovechará su viaje a Estados Unidos para reunirse con el FMI. Sin embargo, fuentes de Hacienda aseguraron a este medio que “aún no hay nada confirmado respecto de una reunión con el Fondo”. El directorio. Si bien las autoridades argentinas apuestan a su buena relación con Estados Unidos para lograr el giro de dinero, el directorio del organismo está conformado por distintos países accionistas y uno de ellos es Alemania. Días atrás, Steffen Seibert, jefe de la Oficina de Información y Prensa del Gobierno de aquel país y vocero de la canciller Angela Merkel, se refirió a la situación: “Acogemos con beneplácito la estrecha cooperación entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional, cuyo objetivo es fortalecer la capacidad de recuperación de la economía argentina y restablecer plenamente la confianza del mercado. También acogemos con beneplácito el anuncio del FMI de que seguirá apoyando a la Argentina en estos tiempos realmente difíciles”. Además, Seibert añadió: “Argentina ha iniciado importantes reformas económicas y Alemania siempre ha apoyado este proceso de reforma. Siempre ha habido una asociación muy buena y estrecha con Argentina, no sólo bilateralmente, sino también en los foros multilaterales y la canciller ha visitado dos veces el país en los últimos dos años”. Desde Misiones, Cristina reactivó la campaña: “Nadie duda de que la plata del FMI entró, pero ¿dónde está?” En tanto, una fuente de la embajada de otro de los países que forma parte del directorio indicó que, antes de decidir su voto, los miembros del Board tienen que recibir el informe de la revisión técnica. Pero, como todavía el FMI todavía no decidió cuándo va a ser la misión técnica, los países no tienen el material para analizar si apoyan o no. Frente de Todos. La posible victoria de Alberto Fernández en octubre no fue una de las mejores noticias para el FMI. Más allá de la relación con Argentina en épocas de kirchnerismo, el candidato peronista disparó duras críticas contra el organismo tras reunirse con sus representantes. Pero esto, de ninguna forma, cierra la puerta a un acuerdo con un eventual gobierno comandado por Alberto. De hecho, el organismo se juega mucho en nuestro país, dado que le otorgó el mayor crédito de su historia.  Lo último que dijo Alberto Fernández, cuando le preguntaron que haría con la deuda, fue: “Lo que podamos. No nos pidan que paguemos a costa del sufrimiento de los argentinos”.  ¿Entonces? Una posibilidad que deslizan algunos analistas económicos es que el desembolso se haga luego de un eventual cambio de Gobierno, de manera tal que la próxima administración pueda decidir cómo utilizar los fondos, ya que no falta mucho para que haya que empezar a devolver lo prestado. Más aún, cuando el eventual futuro presidente manifestó que no concuerda con cómo se gastó ese préstamo hasta ahora.  JPA/MC (Fuente www.perfil.com). El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de “share” o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com