Lautaro pasó por la última cirugía y ahora sueña con terminar la escuela

0
27

A ocho meses de haber sido agredido, el joven de 20 años fue sometido a la cuarta y última operación en su cabeza. Ahora debe avanzar con la rehabilitación. Los dolores y mareos continúan a diario pero apuesta a recuperarse. Los médicos le dijeron que el “cerebro se debe adaptar a los cambios”.

“Yo me quiero recuperar al 100%. Mi vida normal, trabajar y volver a mi casa, quiero terminar la secundaria porque me quedan seis materias y después alguna carrera universitaria”. Esos son los objetivos que tiene por delante Lautaro Bettini Speranza.

El primero de agosto se cumplieron ocho meses exactos desde el día en que recibió un brutal golpe en la cabeza, por el cual perdió parte de su cráneo y estuvo internado en coma durante un mes. El primero de agosto fue también el día en que el joven de 20 años volvió a su casa luego de atravesar la cuarta y última neurocirugía, ahora debe afrontar el largo camino de la recuperación.

El rostro de Lautaro tiene otro semblante, el lunes 30 de julio fue sometido a una nueva operación en la cabeza. Le colocaron una placa metálica debajo del cuero cabelludo para reconstruir parte del cráneo que había sido destruido luego de la agresión que recibió a la salida de la fiesta de fin de año, que se realizó en inmediaciones del Neuquén Rugby Club.

“Mi estado de ánimo es normal, estoy bien. Los dolores de cabeza por la operación ya pasaron y estoy enfocado en mi rehabilitación neurocognitiva, porque hasta la semana que viene no puedo hacer actividades físicas”, explicó el joven.

Advirtió que “la gente me ve y piensa que ya estoy bien. Pero no es así, mis mayores problemas son neurocognitivos, tengo severos problemas de memoria y concentración, no me permiten ni estudiar, porque no recuerdo”.

Vanesa Speranza, su madre, expresó que cuando Lautaro se vio al espejo después de la operación “se emocionó mucho, sintió un gran alivio y ahora está mucho mejor. Se lo puede ver en su rostro, en sus gestos, ya no tiene esa cara de sufrimiento que veíamos”.

Fue un año muy difícil para el joven y su familia, porque Lautaro estuvo al borde de la muerte y pasó más de 30 días en la terapia intensiva del hospital Castro Rendón en coma.

A eso se sumó el fallo de un tribunal de tres jueces que intervino en su caso y que tras una semana de juicio declaró a su agresor como culpable de lesiones graves y no de tentativa de homicidio como pretendía la fiscalía y los abogados de la querella.

Lautaro se encuentra acompañado por su familia todo el tiempo. La última operación fue extensa y esperan en su hogar que sea la definitiva. Se realizó luego de 15 días de continuas consultas a distintos médicos. La cirugía duró tres horas, luego el joven pasó a internación y estuvo 48 horas en la terapia intensiva de una clínica de Neuquén. Recién el primero de agosto volvió a su casa para empezar la recuperación.

Aún debe esperar una semana más. Podrá recibir el alta definitiva pero los médicos deben constatar que el cuerpo no rechace la prótesis y que no produzcan procesos infecciosos.

“Las cefaleas y los mareos son continuos, no han cesado del todo. Dijo el neurocirujano que el cerebro tiene que adaptarse”.
Lautaro Bettini Speranza se refirió a su estado posoperatorio.
El 29 de julio Lautaro Bettini Speranza fue sometido a su cuarta neurocirugía, donde le colocaron una placa de titanio para reemplazar parte del cráneo.
Cronología del caso y sus consecuencias
1/1/2018: Lautaro Bettini Speranza (20) recibió un golpe en la cabeza con una piedra, que lo dejó tumbado en el piso. Fue trasladado al hospital e internado en terapia intensiva.
4/1/2018: Nehuen Hernández Rodríguez (18), el joven que golpeó a Lautaro fue imputado por tentativa de homicidio y le dictaron seis meses de prisión preventiva.
6/1/2018: imputaron a Daniel Alberto Morales (18) por lesiones graves, por haber pateado a Lautaro en la cabeza, el joven reconoció el hecho y llegó a un acuerdo.
13/6/2018: un tribunal de tres jueces declaró responsable a Nehuen Hernández Rodríguez por el delito lesiones graves.
5/7/2018: los jueces dieron una condena de tres años de cumplimiento efectivo a Nehuen Hernández Rodríguez.
Fuente: Rio Negro